El crucero golpeó a un gruñidor mientras navegaba hacia el glaciar Hubbard en Alaska.
El crucero golpeó a un gruñidor mientras navegaba hacia el glaciar Hubbard en Alaska.

Alaska, EE.UU.- (30/06/2022) El crucero Norwegian Sun, operado por la compañía Norwegian Cruise Line, va rumbo a Seatle a reparaciones luego de chocar contra “gruñidores” o trozos de un iceberg en Alaska.

A bordo de la nave había alrededor de 2.000 personas, entre pasajeros y tripulación. Según informes, no se reportaron personas heridas.

La embarcación, con capacidad para casi 3000 personas entre pasajeros y tripulación, sufrió daños en su proa de estribor, según un comunicado de la Guardia Costera de Estados Unidos que explica que sufrió daños en el lado delantero derecho y determinaron que el barco necesitaba ser reparado.

La embarcación de la empresa Norwegian Cruise Line, se dirigía al glaciar Hubbard, cuando esta chocó contra un iceberg.

Ministerio de Turismo de la República Dominicana

La empresa informó que el crucero sufrió daños en la proa de estribor, pero continuó su curso hasta llegar al puerto de Juneau. Luego de la colisión, realizaron un desvío y atracaron para ser reparado.

Los huéspedes que viajaron el 21 de junio recibirán un reembolso completo por el viaje y un crédito de crucero futuro valorado en el 100 % de la tarifa del crucero.

Aquellos programados para navegar el 30 de junio recibirán un reembolso completo y un crédito de crucero futuro valorado en el 50 % de la tarifa pagada, más $300 por persona por cancelaciones de aerolíneas o cargos por cambios.

Esta es la segunda vez este año que NCL cancela viajes después de un encuentro con los elementos. En marzo, el Norwegian Escape encalló en el lecho de un canal en la República Dominicana. Inicialmente, la línea estimó que las reparaciones demorarían una semana, pero NCL finalmente canceló cuatro viajes además de acortar la navegación original.

Tras el suceso, las escalas previstas en el crucero fueron canceladas.