Washington, EEUU.- Ha sido un memorándum para informar sobre el envío avisos de la Ley Ward, pero el mensaje es la preparación de la posible cancelación de 13 mil empleados a los 17 mil cancelados en otoña pasado en Estados Unidos.

Las razón? Admite que se encuentran en una situación similar a gran parte de 2020 y porque dada la situación de la pandemia, tendrán menos vuelos en este verano que los que tuvieron en invierno y la ayuda federal de nómina expira el primero de abril. Se trata de los efecto del Covid y el desempleo.

El comunicado enviado a sus empleados está firmado por Doug Parker,  actual presidente y director ejecutivo de American Airlines Group y por Robert Isom, presidente de American Airlines Group y American Airlines.

Revela que AA volará al menos un 45% menos en el primer trimestre de este 2021 en comparación con lo que volaron durante el mismo período en 2019. Pero peor. Según las perspectivas de demanda actual, no volarán todos sus aviones este verano como estaba planeado.  De tal manera que no necesitarán tantos empleados y, al igual que el otoño pasado, tendrán más empleados de los que requiere el cronograma después de que el soporte federal de nómina expire el 1 de abril.

American Airlines, una de las principales líneas aéreas de Estados Unidos comunicó a 13,000 que mañana viernes entregará los avisos de la Ley Warn iniciando así un periodo de licencia de dos meses.

La Ley WARN

Empleados de American Center-Meeting-Room
American despidió a más de 17.000 empleados sindicalizados en octubre y despidió a unos 1.500 trabajadores no sindicalizados. Foto: American Airline.

De acuerdo con el Capítulo 4, Secciones 1400-1408 del Código Laboral Warn protege a los trabajadores, sus familias y comunidades, al requerir que los empleadores proporcionen un aviso por despido laboral con 60 días de anticipación a los trabajadores afectados y a los representantes locales de la ciudad y del estado, por el cierre de una fábrica/planta de producción o por un despido laboral masivo. El aviso anticipado por un despido laboral proporciona a los trabajadores afectados y sus familias, tiempo de preparación por la pérdida del empleo, tiempo para buscar otro empleo y si es necesario, tiempo para recibir un entrenamiento o reentrenamiento laboral para poder competir con éxito en el mercado laboral.

La cantidad real de trabajos que perderán dependerá de los cálculos de cuántos empleados necesitarán y cuántos empleados pueden convencer para que tomen licencias y salidas voluntarias, de modo que las reducciones voluntarias reemplacen las pérdidas involuntarias de empleos.

En cualquier caso, la cantidad de empleados en riesgo de licencia es menor que en el otoño. American despidió a más de 17.000 empleados sindicalizados en octubre y despidió a unos 1.500 trabajadores no sindicalizados.