Ocho espacios de devoción para el turismo en Semana Santa

0
a Catedral de Santo Domingo, más conocida como Catedral Primada de América, fue declarada en 1546 la primera catedral del Nuevo Mundo por el Papa Pablo III

Santo Domingo, RD. –  Comienza el asueto de la Semana Santa, un buen momento para redescubrir la riqueza arquitectónica e histórica de la nación a través de templos e iglesias haciendo turismo religioso.

La República Dominicana, como cuna de la fe cristiana en América, tiene una oportunidad importante para desarrollar más a fondo este tipo de oferta turística.  El libro “Un pueblo unido por la fe. Espacios de devoción”, auspiciado por el Banco Popular Dominicano, y de la autoría de los doctores en arquitectura Esteban Prieto Vicioso y Virginia Flores Sasso, señala algunas las joyas del país que permiten trazar una ruta en esta Semana Mayor.

1. Catedral de Santo Domingo o Basílica Menor de Santa María de la Encarnación

Fachada de la catedral de Santo Domingo.
Fachada de la Catedral Primada de América ubicada en la Ciudad Colonial de Santo Domingo.

La Catedral primada de América, consagrada y bendecida por el papa Paulo III en 1541, era, y es, un referente de la vida cotidiana de la ciudad de Santo Domingo y simboliza la cabeza de la arquidiócesis. Un paseo por este templo y, en general, por toda la ciudad colonial es un auténtico baño de historia.

2. Asentamiento La Isabela

Cristóbal Colón construyó aquí el primer asentamiento europeo en el Nuevo Mundo en su segundo viaje en 1493, cerca de la desembocadura del río Bajabonico y frente a la bahía de La Isabela, poblándola con su séquito de aproximadamente 1,500 españoles.

Se encuentra a 65 kilómetros de la provincia de Puerto Plata. Aquí se construyó el primer asentamiento europeo de América y fue el hogar de la primera iglesia y misa del Nuevo Mundo. Su nombre rindió homenaje a la entonces reina de España. Estas ruinas arqueológicas del asentamiento son ahora un parque nacional y, aunque en mal estado, aún están en pie en esta área de la bahía, incluyendo la primera casa de Colón en lo alto de un acantilado y con vistas al Atlántico, y cerca, la primera iglesia. Los registros históricos muestran que la primera misa católica se celebró allí.

3. Santuario del Santo Cerro, La Vega

Aquí se cuenta que, en 1495, el Almirante Cristóbal Colón plantó una cruz, regalo de la reina española Isabel La Católica, e invocó a la Virgen de las Mercedes, patrona de Santo Domingo, para que intercediera en las disputas entre conquistadores y aborígenes. Antes de fallecer, Colón le dijo a su hijo Diego que levantara en este cerro una iglesia en honor a la Virgen, pero hasta 1527 no se construyó el primer convento de la Orden de la Merced.

4. Catedral de La Vega o Catedral de la Inmaculada Concepción

Interior de la Catedral Inmaculada Concepción de La Vega

La Vega es considerada la cuna de la evangelización en el país, ya que aquí se bautizó a la primera persona en el continente, el cacique Guaticagua en 1496. La catedral fue diseñada por Pedro Mena Lajara y se inauguró en 1992.

Esta moderna iglesia católica romana se eleva sobre la plaza central de La Vega y el Parque Duarte, con su imponente diseño en piedra gris. La iglesia tardó 15 años en ser construida, siendo completada en 1992. Las paredes exteriores estaban pintadas de gris para expresar la limitada capacidad del hombre para reflejar la iluminación divina.

5. Basílica Nuestra Señora de la Altagracia

Esta impresionante obra fue diseñada por los arquitectos André-Jacques Dunoyer de Segonzac y Pierre Dupré en 1947.

 En el mismo recinto, el visitante encuentra la parroquia de San Dionisio, una de las más antiguas que se conservan en América. Fue el primer santuario de la Virgen de La Altagracia. Según la tradición, la imagen de la virgen apareció en un naranjo donde hoy está levantado el templo. Igual, adyacente a la basílica, se encuentra el Museo Altagraciano, con piezas con más de 300 años de antigüedad.

6. Parroquia San Dionisio

Se trata de un templo colonial en el municipio de Higüey. La construcción de este monumento de ladrillo de estilo romántico fue iniciado en 1569 y terminó en 1572, sustituyendo la vieja ermita techada de paja. Fue levantado como un santuario para adorar a la pintura de Nuestra Señora de la Altagracia.

7. Catedral de Santiago de los Caballeros

La Catedral de Santiago Apóstol se encuentra ubicado en la ciudad de Santiago de los Caballeros en la provincia de Santiago y fue construida entre 1868 y 1894 por Onofre de Lora y fue consagrada en 1895.

Esta es la iglesia madre de la arquidiócesis de Santiago. Empezó como una iglesia parroquial que fue destruida por un terremoto en 1842 y luego reconstruida entre 1868 y 1894. Ubicada frente al parque central de la ciudad, esta catedral católica de estilo gótico y neoclásico, data del siglo XIX. Se mantiene en pie después de haber sufrido muchos terremotos y restauraciones. Recorre su hermoso interior, donde se encuentran los restos del ex líder dominicano, Ulises Heureaux, así como otras personalidades notables de los siglos XIX y XX y admira sus impresionantes vitrales.

8. Iglesia San Estanislao

Esta iglesia se encuentra en la plaza central de los Altos de Chavón, y, al igual que el resto de construcciones de la aldea, está construida en piedra coralina.

Este espacio de devoción se encuentra en Altos de Chavón, La Romana, y es un espectáculo de la arquitectura. Fue consagrada en 1979 y, para conmemorar la ocasión, el Papa Juan Pablo II envió las cenizas del patrón de Polonia.

Es un templo como sacado directamente de una postal medieval es considerada una de las iglesias más bellas del país. En esta romántica estructura de piedra se celebran numerosas bodas, sobre todo por su ubicación con vistas al río Chavón. Cada fin de semana se celebran misas y los horarios se pueden consultar en la página web de Casa de Campo.

9. Capillala Milagrosa

La capilla de Los Milagros está ubicada en el Alto de La Piña, en Los Montones de San José de las Matas.

Esta capilla, ubicada en la comunidad de Damajagua, Los Montones, se construyó en troncos de corazón de pino en el 2003. Cuenta con una mezcla de los estilos moderno y victoriano. Se ha convertido en un punto de referencia en el turismo de montaña en San José de las Matas. Es una obra que levantó el empresario Manuel Arsenio Ureña y su esposa Camelia Rodríguez para la feligresía católica del país.