Spread the love
Carlos Medrano, Deyanira Papaterra, Thea Van Der Werf y Andrés Pichardo.

Casa de Campo, La Romana-. La gastronomía salvaje de tiempos remotos a base de asados a la interperie de los primeros homínidos fue la inspiración de Flavors by Casa de Campo este fin de semana.

Disciplinas tan complejas como la primatología, la prehistoria o la antropología se vistieron de alta cocina en Casa de Campo Resort and Villa en el escenario especial de Minitas Beach.

En esta ocasión el reto consistió en crear un menú del más alto contenido gastronómico con tan solo una hoguera. A base de ahumados, cocciones a la llama, a la brasa o al rescoldo, se sirvieron dos cenas memorables, de auténtico “fine dinning” que levantaron la ovación de los asistentes.

Este marco sensorial sirvió a Anthony Masas, el Director Culinario de Casa de Campo, para presentar un menú inusual y delicioso. Estructurado en ocho tiempos, y observando las diferentes alturas de una fogata, el coco asado tomó forma de helado, la yuca de carbón o la cebolla se convirtió en un delicioso puré ahumado. Platos como el Ceviche Negro de Vieiras, el Botón de Perdiz con Cipollini a la Brasa y Buen Pan o la Paleta Líquida de Guáyiga y Plátano Maduro Asado dieron muestra de la destreza, creatividad y sensibilidad de un chef capaz de afrontar con éxito cualquier desafío.

Kiko Casals, Anthony Masas, Charles Keusters durante el Flavors 2019 de Casa de Campo
Kiko Casals, Anthony Masas, Charles Keusters.

En definitiva, con Fire la cuestión de ese antepasado homínido haciendo alta cocina fue resuelta con un derroche de imaginación, recursos, investigación, esfuerzo y talento. Una experiencia gastronómica insólita y excepcional, al estilo de los Flavors by Casa de Campo.

Fire fue posible gracias a Mastercard y al fantástico maridaje propuesto por Casa Brugal.

El concepto de Fire se basó en las teorías evolucionistas que establecen cómo la habilidad del Homo Erectus para gestionar el fuego, hace 400 mil años, fue un punto de inflexión en la historia de la humanidad. Numerosos estudios apuntan que al cocinar se volvieron los alimentos más digeribles,  por lo que el cuerpo necesitó menos energía para procesarlos. Este ahorro produjo el excedente necesario para el desarrollo cerebral. Del mismo modo al no ser precisa tanta fuerza en el acto de masticación, se redujo la mandíbula y el conjunto de músculos que la rodea, favoreciendo el crecimiento craneal y el aumento de las capacidades intelectuales. En otras palabras, la cocina hizo al hombre un ser inteligente.

El chef Juan Peña durante uno de los momentos en esta experiencia gastronómica insólita y excepcional, al estilo de los Flavors by Casa de Campo.
El chef Juan Peña durante uno de los momentos en esta experiencia gastronómica insólita y excepcional, al estilo de los Flavors by Casa de Campo.

Si la inspiración fue de altos vuelos, la puesta en escena resultó de lo más teatral. Un camino plagado de antorchas condujo a los comensales a una instalación repleta de fuego que daba la bienvenida. Estructuras de bambú realizadas ex profeso albergaban piñas ahumándose, pulpos cociéndose al espetón, cochinillos asándose en la cruz, langostas sobre diferentes tipos de parrillas o chinolas reposando al calor de las ascuas. La atmósfera idónea para unas veladas donde la magia y el poder del fuego cobraron su máximo esplendor.

El ambiente del restaurante no se quedó atrás y las impecables mesas vestidas de lino contrastaban con las numerosas piras y enrejados donde se cocinaban -con diferentes técnicas- todo tipo de viandas, frutas y vegetales. Los lanzafuegos, malabares con pirotecnia y platos que humeaban sobre la mesa terminaron de crear ese entorno único, tan característico de los Flavors.

Más acerca del Flavors by Casa de Campo

Ceviche Negro de Vieiras, Pepino, Naranja, Chile en el Flavors Casa de Campo
Ceviche Negro de Vieiras, Pepino, Naranja, Chile en el Flavors Casa de Campo

De una manera absolutamente creativa y novedosa, Casa de Campo Resort and Villas pone el foco en una de las muchísimas dimensiones del acto alimentario y lo lleva a la mesa.

Así nace el Flavors by Casa de Campo, que bajo un prisma social, histórico, antropológico, medioambiental o biológico plantea una serie de cuestiones a las que se pretende dar respuesta en cada cena, en formato de alta cocina.

Tal y como ha indicado Kiko Casals, asesor de este evento, “no es tan solo cocina del más alto nivel, es abordar la complejidad del acto gastronómico en toda su amplitud. Un reto realmente apasionante, la culturización de la alimentación vivida de forma presencial. Una manera de afrontar la gastronomía absolutamente “out of the box””.

Los Flavors se llevarán a cabo en diferentes locaciones de Casa de Campo cada mes hasta diciembre de 2019. Cada edición bajo un concepto distinto, cada cual más sorprendente. Los próximos Flavors son:

Don´t waste (4 y 5 de Octubre 2019) afronta el aprovechamiento integral de los alimentos como acto de respeto y conexión con la naturaleza. Una cena en la que realizaremos Alta Cocina sin desperdicios.

Communion (8, 15, 22 y 29 de Noviembre 2019) se encarga del vínculo especial que aparece cuando conciben algo únicamente para ti. La conexión entre el que hace y el que recibe.

Micro food (6 y 7 de Diciembre 2019) aborda el asunto de cómo los microorganismos son parte esencial de la transformación de un simple alimento en un manjar. Un menú en donde los procesos de cambio natural toman protagonismo en el plato.