Washington, EEUU. -En su lucha por contener el avance del Covid-19, el Gobierno de Estados Unidos lanzó una guía para la aviación comercial que incluye medidas agresivas con una lista de recomendaciones “que espera que la industria adopte y que ofrezca a los estadounidenses la seguridad de que necesitan comenzar a volar nuevamente”.

Y es que el transporte aéreo se considera fundamental para la recuperación económica de los Estados Unidos por lo que las autoridades de seguridad han  estado trabajando estrechamente con la industria de la aviación para buscar respuestas a la pandemia y garantizar que la población vuelva a volar de manera segura.

De inmediato la Asociación de Viajes de EE. UU y otros trece grupos que representan a la industria de la aviación y los viajes asumieron las nuevas orientaciones de la administración para apoyar la salud y la seguridad de los pasajeros de viajes aéreos y los empleados de aviación.

La guía Runway_to_Recovery crea un marco para las aerolíneas, aeropuertos y otros para mitigar los riesgos de salud pública, y garantiza que todo el sistema de aviación de los EE. UU. está siguiendo un camino seguro y responsable hacia la recuperación.

Oficinas del Departamento de Transportación de Estados Unidos
En el documento trabajaron los departamentos de Seguridad Nacional, Transporte y Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.

Plantea generar más soluciones sin contacto tales como el examen biométrico, el aumento de los procedimientos de saneamiento, la limitación del hacinamiento en los espacios públicos y el fomento de los exámenes de salud son solo algunas de las medidas identificadas en las directrices de la administración como necesarias para proteger la salud y la seguridad de los pasajeros y trabajadores por igual.

De manera particular la guía plantea a las aerolíneas limitar el número de asientos vendidos en vuelos, cambiar la forma en que los viajeros abordan y desembarcan, utilizar datos biométricos para los chequeos. Recomienda a los aeropuertos limitar el acceso público, permitir solo pasajeros y trabajadores de apoyo en las áreas de reclamo de equipaje y aumentar el número y la frecuencia de los vehículos de transporte para promover mejor el distanciamiento social, dice.

Recibe apoyo de la US Travel

La Asociación de Viajes de Estados Unidos (US Travel) entiende que “si bien no es posible eliminar el 100% del riesgo, la orientación de la administración es un paso crítico para reabrir este sector vital de nuestra industria y economía de una manera que proteja la salud pública y reduzca significativamente el riesgo”.

 «A medida que reabrimos la economía bajo las pautas del presidente Trump, Opening Up America Again, estamos tomando medidas agresivas para proteger al pueblo estadounidense de COVID-19 a medida que vuelven a comprometer sus planes de viaje», dijo el secretario interino de Seguridad Nacional, Chad F. Wolf al presentar la nueva normativa.

Antes, durante y después del vuelo

Las pautas exigen que se implementen medidas de salud pública en cada paso del proceso de viaje aéreo, incluso antes, durante y después del vuelo para minimizar la posibilidad de transmisión del virus. Algunas de las recomendaciones para aerolíneas y aeropuertos incluyen:

  • Crear barreras para la transmisión de enfermedades;
  • Aumentar las medidas de distanciamiento social;
  • Minimice los puntos de contacto con superficies y personas;
  • Asegurar la limpieza de todas las áreas con potencial de contacto humano;
  • Sepa cómo se puede llegar a los pasajeros que llegan en vuelos internacionales si se exponen al COVID 19; y
  • Capacitación especializada para trabajadores de aviación, especialmente tripulación de aerolíneas.

 

Deja un comentario