Madrid, España.- OMT condena enérgicamente el atroz ataque perpetrado ayer en la ciudad de Barcelona y expresa sus más sentidas condolencias a las familias y amigos de las víctimas inocentes y al pueblo y al gobierno de España.

“Estamos profundamente entristecidos por este acto de terror y la trágica pérdida de vidas inocentes. En estos tiempos difíciles, nuestros pensamientos están con las familias y amigos de las víctimas”, dijo OMT Secretario General, Taleb Rifai. “Esto es de nuevo un cobarde ataque contra todos nosotros y un fuerte recordatorio de que tenemos que estar unidos, como comunidad internacional, en la lucha contra estas fuerzas de la oscuridad y todos los actos de terrorismo”, agregó expresar la plena solidaridad de la OMT con España, sede de la OMT, y su gente.

Un golpe a la ciudad líder del turismo en Europa

Según un análisis del diario digital español El Confidencial, la seguridad era uno de los pilares del ‘boom’ turístico español.

“Un pilar que se tambalea ahora que España se incluye en el mapa de países golpeados por el terrorismo yihadista”, resalta el diario para llamar la atención de que el atentado se produce, además, en la ciudad más turística de España y una de las líderes del mundo, Barcelona.

El sector confía en que tenga un impacto limitado, pero todo apunta a que España tendrá muy difícil superar a EEUU y Francia para convertirse en el país más visitado del mundo. Hace una semana, este objetivo parecía posible, pero tras el doble atentado del jueves se complica mucho.

Según los datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT) España recibió 75,3 millones de visitantes internacionales en 2016, su récord histórico. Teniendo en cuenta la inercia del turismo y la recuperación de la economía global, CaixaBank anticipó (antes de los atentados) que se podría alcanzar la cota de 84 millones de viajeros. Esto significaría superar los registros que consiguieron en 2016 Francia (83 millones) y EEUU (80 millones) y podría colocar a España como líder global del turismo.

 

Vista aérea de la zona turística Las Ramblas, Barcelona, España.