Reino Unido.- El aeropuerto de Manchester cerrará temporalmente una de sus terminales nuevamente a partir del próximo mes, una señal más de que la demanda de viajes es más lenta de lo esperado.

Se trata de uno de los aeropuertos más importantes del Reino Unido con más de 21 millones de pasajeros (según cifras del 2008), los cuales transitaron sus instalaciones en conexiones con toda el área metropolitana de Mánchester, así como a toda Europa, incluyendo América del Norte y otros continentes.

De acuerdo con un reporte de FlightGlobal, el aeropuerto operó con solo la Terminal 1 abierta durante el apogeo de la pandemia antes de reabrir la Terminal 3 a principios de julio y la Terminal 2 más tarde ese mes, cuando las aerolíneas comenzaron a restaurar sus redes. Ahora cerrará la Terminal 2 nuevamente hasta nuevo aviso.

La directora general del aeropuerto de Manchester, Karen Smart, dice: “Habiendo reabierto las Terminales Dos y Tres en julio, hemos continuado monitoreando los patrones de viaje de nuestras aerolíneas y pasajeros, para adaptar nuestras operaciones en consecuencia.

“Con eso en mente, hemos tomado la decisión de cerrar la Terminal Dos nuevamente a partir del 2 de septiembre” dijo Smart.

La demanda de viajes aéreos se ha tambaleado desde que los estados de Europa comenzaron a flexibilizar las restricciones de viaje. En particular, la demanda se ha reducido en el Reino Unido, que desde que abrió nuevamente los mercados para el transporte aéreo desde principios de julio, ha reducido el número de países desde los que los visitantes no necesitan ponerse en cuarentena.

Londres dispuso que los visitantes de una docena de países más, incluidos mercados clave como Francia y España, deben estar en cuarentena durante dos semanas al regresar al Reino Unido. Solo tres países, incluido Portugal, han levantado esas restricciones durante el mismo período.

La aerolínea de bajo costo Ryanair dijo hace una semana que estaba reduciendo su capacidad planificada para septiembre y octubre en un 20% a medida que la demanda de viajes dentro de Europa se debilita en medio de las restricciones impuestas por el gobierno.