Madrid, España.– La Organización Mundial del Turismo (OMT), la Fundación ONCE de España y la Red Europea de Turismo Accesible (ENAT) ratificaron un acuerdo para mejorar la accesibilidad en la industria del turismo más allá de la pandemia.

Las tres partes informaron de la prórroga por cuatro años más para garantizar que su trabajo en aras de mejorar la accesibilidad, en todos los elementos de la cadena de valor del turismo, continúe durante y después de la pandemia.

La decisión la comunicó hoy la OMT en un comunicado colgado en su portal de Internet.

El trabajo conjunto seguirá centrándose en la promoción de buenas prácticas durante la crisis actual, la aplicación de normas, la medición del turismo accesible, así como la inclusión laboral y las políticas institucionales de inclusión de la discapacidad.

Los tres socios están recopilando actualmente casos de éxito de destinos y empresas que han adoptado nuevos protocolos sanitarios para facilitar el acceso a los viajes y al turismo para todos, tanto residentes como visitantes. En consonancia con las recomendaciones clave de la OMT publicadas a principios de la pandemia, la iniciativa “Campeones de la accesibilidad” sigue abierta a fin de recibir propuestas que ilustren cómo se están aplicando con éxito las directrices para reanudar el turismo sin imponer nuevos obstáculos. Los casos más destacados serán promovidos por los socios a través de una publicación electrónica y de seminarios web.

La labor de concienciación sensibilizará a instituciones, gobiernos y proveedores de servicios sobre la importancia de la accesibilidad y de la inclusión.

Los tres socios también se han comprometido a dar a conocer la próxima Norma ISO sobre Turismo para Todos. Los tres han trabajado con la Organización Internacional de Normalización (ISO) en los nuevos requisitos y recomendaciones. La norma ISO representará un hito, al ser la primera norma mundial destinada a aplicar y mejorar la accesibilidad en toda la cadena de valor del turismo.

La labor de concienciación sensibilizará a instituciones, gobiernos y proveedores de servicios sobre la importancia de la accesibilidad y de la inclusión. Dejará claro que no es solo una cuestión de derechos humanos e igualdad de oportunidades, sino también una importante ventaja competitiva para los destinos y el sector privado.

La OMT, la Fundación ONCE y la ENAT afirman conjuntamente “La accesibilidad para todos significa calidad de los servicios, innovación y comodidad para todos los turistas, nuevas fuentes de ingresos y nuevos clientes, tales como   personas con discapacidad, personas mayores o familias con niños pequeños, entre otras muchas personas que tienen necesidades de acceso específicas. Al adoptar los principios del diseño universal en el desarrollo de entornos y servicios, el sector turístico podrá asumir su responsabilidad moral y, en muchos países, sus obligaciones legales de atender a las personas con necesidades específicas y conseguir que el turismo para todos sea una realidad”.