Las personas en el mundo no reconocen en su justa dimensión el valor del agua. Por eso la desperdicia y da mal uso a este recurso vital para la vida provocando que hoy día 2,200 millones de personas vivan sin acceso a agua potable.

Así lo establece el Informe de las Naciones Unidas sobre el desarrollo de los recursos hídricos en el mundo (WWDR) 2021, publicado por la UNESCO en nombre de ONU-Agua.

El estudio revela que a pesar de la dificultad de atribuir un valor objetivo e indiscutible a un recurso fundamental para la vida, parece necesario examinar las diversas dimensiones del agua para comprender los distintos aspectos de su “valor”, sobre todo en tiempos de creciente escasez y en un contexto de crecimiento demográfico y cambio climático.

El Día Mundial del Agua se celebra cada 22 de marzo para recordar la relevancia de este líquido esencial. A pesar de que todas las actividades sociales y económicas dependen en gran medida del abastecimiento de agua dulce y de su calidad, 2,200 millones de personas viven sin acceso a agua potable.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, la celebración del Día Mundial del Agua tiene por objetivo concienciar acerca de la crisis mundial del agua y la necesidad de buscar medidas para abordarla de manera que alcancemos el Objetivo de Desarrollo Sostenible No 6: Agua y saneamiento para todos antes de 2030.

“El agua es nuestro recurso más preciado, un ‘oro azul’ al que más de 2 mil millones de personas no tienen acceso directo. No solo es esencial para la supervivencia, sino que también desempeña un papel sanitario, social y cultural en el corazón de las sociedades humanas ”, dice la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay.

El informe de este año aborda la cuestión del valor del agua. Muestra que el desperdicio y el uso descuidado se deben al hecho de que con demasiada frecuencia pensamos en el agua exclusivamente en términos de su precio de costo, sin darnos cuenta de su tremendo valor, que es imposible de fijar.

“Los efectos devastadores de la pandemia de COVID-19 nos recuerdan la importancia de tener acceso a instalaciones de agua, saneamiento e higiene, y destacan que demasiadas personas siguen sin ellas. Muchos de nuestros problemas surgen porque no valoramos el agua lo suficiente; con demasiada frecuencia, el agua no se valora en absoluto ”, dice Gilbert F. Houngbo, presidente de ONU-Agua y presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

El valor del agua es ciertamente incalculable e ilimitado, ya que la vida no puede existir sin ella y no tiene reemplazo. Esto quizás se ilustra mejor con el entusiasmo generalizado por la idea de que se pueden encontrar rastros de agua en Marte, o el hecho de que pensamos que el agua y la vida son intercambiables cuando estudiamos otros planetas.

¿Sabías que…?

  • 1 de cada 3 personas viven sin agua potable.
  • Un sistema de saneamiento y un suministro de agua adaptados al cambio climático podrían salvar la vida de más de 360 000 bebés cada año.
  • Si limitamos el aumento del calentamiento global a 1.5°C por encima de los niveles preindustriales, podríamos reducir la sequía causada por el clima hasta en un 50%.
  • El clima extremo ha causado más del 90% de los desastres mayores en la última década.
  • Para 2040, se proyecta que la demanda mundial de energía aumente en más del 25% y que la de agua se incremente más del 50%.

Fuente: ONU-Agua