Ryanair cobra un extra
Ryanair cobra un extra desde hoy por llevar a bordo dos bultos de mano

Dublín, Irlanda.– Justo cuando Ryanair se vanagloria de haber “pulverizado” todos sus récords al registrar más de 3 millones de reservas en una semana para vuelos, anunció también la aplicación de una nueva política para bultos a manos a bordo.

La Línea aérea irlandesa especializada en vuelos económicos cobra desde este lunes a los pasajeros un pago extra por subir a sus aviones dos bultos de mano. Raynar no vuela  a República Dominicana.

Desde esta manera quienes viajen en la línea aérea irlandesa a partir de hoy sólo podrán llevar una pieza pequeña de equipaje a bordo. Para llevar 2 bultos de cabina, deberás adquirir lo que ellos denominan “Prioridad & 2 piezas de equipaje de mano” o en la puerta de embarque la maleta se trasladará sin cargo alguno a la bodega del avión.

La bolsa pequeña no debe superar los 35 x 20 x 20 cm y debe caber fácilmente bajo el asiento delantero.

Maletas más grandes y por menos euros

Ryanair cobra un extra desde hoy por llevar a bordo dos bultos de mano
La bolsa pequeña no debe superar los 35 x 20 x 20 cm.

Sin embargo, la nueva política de equipajes de Ryanair incluye una rebaja del precio de las maletas facturadas, así como un incremento en el tamaño permitido de las mismas, para animar a más clientes a facturar sus maletas y reducir así el número de pasajeros con dos bultos en las puertas de embarque. Así las maletas pueden tener hasta 20 kilogramos y pagar 25 euros, en vez de 15 kg por 35 dólares.

De acuerdo con un comunicado de Ryanair colgado en su portal de Internet, los clientes también podrán agregar el “embarque prioritario” a través de la web de la aerolínea hasta dos horas antes de la salida de su vuelo o 30 minutos antes si lo hacen con la aplicación móvil, lo que les costará seis euros.

Aseguran que los cambios en la política de equipajes forman parte de su programa de atención al cliente “Siempre Mejorando“, que “gira en torno” a la “reducción de las tarifas de facturación” de maletas y el “aumento” del peso permitido que conllevará a la empresa un gasto de 50 millones de euros anuales “en términos de reducción de las tarifas de facturación de equipaje”.