A ribetes políticos y a conflictos en los servicios de vuelos ha llegado el debate en Estados Unidos por la decisión del gobierno y de líneas aéreas de hacer obligatoria la vacunación contra el Covid-19 en empresas que sirven al Estado.

Anoche entró al debate el senador Republicado Ted Cruz, cuestionando las razones que llevaron a la compañía Southwest Airline a cancelar más de 1,000 vuelos poco días después de que su sindicato de pilotos solicitara a un tribunal que bloqueara el nuevo mandato de vacunación COVID-19 de la compañía.

De acuerdo con un reporte del portal de noticias del rastreador de vuelos FlightAware que cita reportes de FOX Business, Southwest Airlines ha culpado de las cancelaciones al «clima perturbador» y problemas de control del tráfico aéreo.

Algunos usuarios de Twitter sospecharon del momento de la interrupción, incluido el republicano de Texas, dado que la medida coincidía extrañamente con la decisión de su sindicato de pilotos que se opone a la obligatoriedad de la vacunación.

FlightAware cita e twit de Ted Cruz: «¡La vacuna ilegal de Joe Biden exige un trabajo!»  «De repente, nos faltan pilotos y controladores de tráfico aéreo».

Southwest Airlines anunció la semana pasada que, debido a las nuevas reglas de la administración Biden, sus trabajadores deben estar vacunados contra COVID-19 y tener hasta el 8 de diciembre para estar completamente vacunados. Los trabajadores pueden solicitar exenciones médicas o religiosas.

En un comunicado distribuido por la empresa, Gary Kelly, presidente y director ejecutivo de Southwest Airlines animó a todos los empleados de Southwest a cumplir con la directiva federal lo más rápido posible, ya que valoran a cada individuo y querían garantizar la seguridad laboral para todos.

Aseguró que tiene que exigir vacunas debido a las nuevas reglas de la administración de Biden que requieren que las empresas con contratos federales tengan personal vacunado. El trabajo de Southwest para el gobierno incluye volar al ejército en emergencias y transportar correo para el Servicio Postal de los Estados Unidos.

La semana pasada, sus rivales American Airlines, Alaska Airlines y JetBlue le dijeron a su personal que necesitaban vacunarse. United Airlines, en agosto, fue la primera aerolínea importante en hacerlo y desde entonces ha dicho que más del 97% de sus trabajadores han sido vacunados. United también dijo que pondría al personal que no pudiera recibir las vacunas debido a razones médicas o religiosas en licencia sin goce de sueldo hasta que bajen las tasas de COVID-19.

La Asociación de Pilotos de Southwest Airlines desafió el viernes el mandato de la compañía dentro de un tribunal federal de Dallas, alegando que la política «impone ilegalmente nuevas condiciones de empleo y la nueva política amenaza con el despido de cualquier piloto que no esté completamente vacunado para el 8 de diciembre de 2021», según Bloomberg.

El sindicato de pilotos emitió este sábado un comunicado de prensa en el que indica que está al tanto de las «dificultades operativas» que afectan a la aerolínea, pero «podemos decir con confianza que nuestros Pilotos no están participando en ninguna acción laboral oficial o extraoficial».

Deja un comentario