Jarabacoa va a la lista de las primeras escapadas en la desescalada del Covid-19

Con sobradas razones los expertos en salud física y mental aconsejan escaparse a las montañas. Se rompe la rutina, nos envolvemos en distintas y divertidas actividades, se olvida el estrés, se reactivan los vínculos familiares, de amistades, de pareja. Son múltiples los beneficios de viajar a las montañas practicando lo que  hoy día se conoce como ecoterapia y Jarabacoa es uno de esos lugares especiales al punto de ganarse el título “capital del ecoturismo dominicano”.

Sin lugar a dudas, a la hora de pensar en unas vacaciones, al hablar de turismo en las montañas, armar esa excursión con un grupo de amigos o decidirnos por esa escapada en pareja que tanto hemos soñado, esta ciudad del centro de República Dominicana cae obligada a nuestra lista de destinos.

Jarabacoa combina impresionantes riquezas naturales de bosques, ríos y montañas, una pequeña ciudad en medio de un valle in tramontano lleno de historias y mágicas leyendas, para ofrecer a sus visitantes mil opciones de aventuras o de descanso.

 

Vive Jarabacoa y la Ruta de los Saltos 

Jarabacoa va a la lista de las primeras escapadas en la desescalada del Covid-19
Salto de Jimenoa número 2, el más conocido por los turistas por ser el de más fácil acceso en Jarabacoa. El acceso se mantiene cerrado por remodelación.

Una de las mejores propuestas es La Ruta de los Saltos de Jarabacoa, una escapada hacia las montañas para conocer sorprendentes caídas de agua de los ríos Jimenoa y Baiguate y compartir con las comunidades y la gente que cuida de estos tesoros.

Al tomar la carretera Federico Basilis en la Autopista Duarte, entre La Vega y Santiago, comenzarás a trepar las lomas de Jarabacoa.  Verás el Santuario de La Virgen de La Altagracia. Aquí los muy devotos se detienen, frecen una plegaria, encienden un velón a la protectora del pueblo dominicano.

Desde aquí se disfrutan las impresionantes imágenes que dibuja el río Camú serpenteando entre las montañas en su ruta hacia el Valle del Cibao.

Entre pinales nuestro recorrido continúa y llegamos Buena Vista, distrito municipal antesala de Jarabacoa desde donde se observa majestuoso el macizo El Mogote.

Al salir de Buena Vista hay que estar atento pues se acerca un desvío en la ruta: El Cruce de Piedra Blanca. Aquí tomamos la vía hacia la izquierda en busca del primer gran atractivo de esta Ruta de los Saltos.

Jarabacoa va a la lista de las primeras escapadas en la desescalada del Covid-19
Hidroeléctrica Jimenoa en Jarabacoa.

Una hidroeléctrica histórica

Lo primero es echar una mirada a la histórica hidroeléctrica de Jimenoa. Es la primera generadora de electricidad a base de la fuerza del agua que se construyó en el país en  1954.

Si hasta ahora hemos disfrutado de los paisajes de esta región montañosa, de su aire fresco, de su aroma a bosque, de su olor a limpio, a partir de aquí comienza la verdadera aventura.

Para llegar hasta el mismo Salto se ha construido un camino con puentes colgantes que hacen más divertida la travesía. Desde estos puentes que bordean las laderas, cruzan el Jimenoa el río y permiten esas intensas emociones que le hacen falta a nuestro cuerpo y a nuestra mente en medio de la naturaleza que Dios nos ha regalado.

40 pies de caída para la mayor emoción

Jarabacoa va a la lista de las primeras escapadas en la desescalada del Covid-19
Salto de Jimenoa No. 1, menos conocido por el alto grado de dificultad para acceder y descender hasta él desde la comunidad de El Salto en la carretera hacia Constanza.

Desde el último puente el ruido de una gran caída de agua de 40 pies nos levanta el ánimo. Estamos llegando. El agua flota como si fuera vapor de agua golpeando las caras.

Muchos llegan aquí y observan pasmados la majestuosidad de este capricho de la naturaleza. Fotos aquí, fotos allá, un respiro y descanso, un penetrarse en estos paisajes montañosos. Otros utilizan los accidentes del cauce del Jimenoa para realizar deportes extremos. En estos momentos las visitas al Salto están clausuradas.

Jarabacoa tiene el clima y las montañas perfectas para la aventura

Jarabacoa va a la lista de las primeras escapadas en la desescalada del Covid-19
No importan las sequías, el Yaque del Norte por Jarabacoa siempre es caudaloso y sus bosques siempre parecen estar en primavera.

Para muchos, algo increíble. En el cielo el paraíso. En la tierra Jarabacoa escriben otros exaltados con estas tierras. Tratan de encontrar una explicación a tanta variedad y a tanta belleza en esta región montañosa.  Solo hay que disfrutar de la bondad silenciosa de la frescura de su clima bajo la seguridad del bosque húmedo montano bajo de pinos criollos y árboles de hojas anchas que condensan el vapor de agua, protegen el suelo contra la erosión y son el refugio de las aves silvestres y la base de su alimentación.

En Jarabacoa, la temperatura promedio al año es de 22 grados centígrados. Este clima y su tierra fértil respaldan su título de la ciudad de la eterna primavera y el lugar ideal en el caribe para el turismo de aventuras.

Jarabacoa va a la lista de las primeras escapadas en la desescalada del Covid-19

 

Parque de la Confluencia

Al llegar a la entrada del pueblo gira a la derecha y toma la avenida de la Confluencia y a unos 10 minutos estará en este parque frente al agua.  Aquí, el Jimenoa se pierde entre las aguas de gran Yaque del Norte y crean un gran balneario que ha dado fama a Jarabacoa.

Las áreas con burbujas, similares a las de un spa, permiten que grupos de amigos o familiares se relajen en un círculo. Trae tu picnic y neverita para disfrutar en las espaciosas áreas de césped, o compra algo en el snack bar del lugar. También podrás alquilar caballos, ideales para paseos familiares por esta espaciosa zona verde.

Boca de los Ríos

Détente en este parque de río para una zambullida en las refrescantes y calmadas aguas del río Yaque del norte. Encontrarás varios bancos y mesas de picnic. Trae tu propia comida y bebidas para pasar un día agradable al aire libre.

Café Molido Monte Alto

La fábrica de Café Monte Alto ofrece un recorrido completo por sus instalaciones y producción de café orgánico. Descubre su proceso del grano a la taza, terminando el viaje con múltiples degustaciones de café recién hecho en la cafetería del lugar.

Catedral de la Inmaculada Concepción

Esta moderna iglesia católica romana duró 15 años en ser construida, siendo completada en 1992. Esta catedral es una de las pocas en el mundo donde la estatua de Cristo se representa como si ya hubiera resucitado y no muerto en la cruz.

De compras en Jarabacoa

Ya que Jarabacoa es un centro agrícola y floral, ofrece muchas oportunidades únicas de compras. Camina por la Calle Duarte para recorrer tiendas de recuerdos, así como el mercado principal de productos frescos del pueblo.

El Mogote

Subir El Mogote es una experiencia físicamente desafiante, pero envolvente. La escalada de tres horas te llevará a su pico, ubicado a 1,163 metros de altura, caminarás a través de espesos bosques de pino y vegetación, así como por empinadas pendientes de tierra rocosa hasta alcanzar la cima.

La Ciénaga

La Ciénaga es uno de los pueblos ribereños más pintorescos y también sirve de punto de partida hacia el Pico Duarte. Podrás pasar un día en un pueblo de montaña, disfrutando de los verdes paisajes montañosos, vida agrícola y de las coloridas casas de madera que salpican el paisaje.

 

La Cortina

Sabrás que has llegado cuando veas una cascada natural que cae desde las colinas a la izquierda de la carretera, justo como una cortina, de ahí su nombre, mientras que la piscina y restaurantes se encuentran justo al cruzar la calle.

<iframe width=»1366″ height=»768″ src=»https://www.youtube.com/embed/QNYTh8ejwvA» title=»YouTube video player» frameborder=»0″ allow=»accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture» allowfullscreen></iframe>