De agencias. Soplando con una velocidad del viento de 180 mph el huracán Irma causó una destrucción generalizada en las islas del noreste del Caribe matando a unas diez personas.

El huracán azotó y golpeó a las islas de Barbuda, San Martín y las Islas Vírgenes Británicas, provocando una devastación generalizada.

Casi todos los edificios de Barbuda se derrumbaron y no es apto para vivienda, dijo el primer ministro de Antigua y Barbuda. Luego a Puerto Rico y ahora azota indirectamente gran parte de República Dominicana

Funcionarios dijeron que Puerto Rico se quedó sin electricidad debido a los azotes de los vientos y las lluvias torrenciales. Sin embargo, se salvó un golpe directo.

A medida que pasaba el huracán Irma, personal de rescate podía notar un vehículo inundado y desocupado en Fajardo, Puerto Rico anoche.

Huracán Irma azotò ayer a San Juan, Puerto Rico causando grandes daños en su infraestructura. (Reuters)

Durante el fin de semana una de las tormentas de categoría 5 más fuertes en el Atlántico es posiblemente rumbo a golpear a la Florida. Se observó que el jueves por la mañana la tormenta se desplazó de la costa norte de la República Dominicana y se encontraba a 95 millas al norte de Punta Cana. Las autoridades y los empresarios tomaron medidas para proteger a los turistas hospedados en hoteles de Bávaro, en hoteles de Punta Cana, hoteles de Puerto Plata y otros que realizan turismo en República Dominicana.

Según informó el Centro Nacional de Huracanes, el centro de la tormenta se desplazará al norte de la costa de República Dominicana y Haití durante el día de hoy. Estará cerca de las Islas Turcas y Caicos y el sureste de Bahamas por la noche.

Según los funcionarios franceses, seis murieron en el lado francés de la isla de San Martín y otros dos en San Bartolomé.

El primer ministro Gaston Browne dijo que el 95% de los edificios dañados en una de las dos islas más importantes de la nación de Antigua y Barbuda. El daño fue “sin precedentes” y causará devastación absoluta costando alrededor de $ 100 millones para reconstruir.

Mucha gente osada se expone a los peligros de los huracanes al desconocer la fuerza destructora de estos fenómenos.