Los trastornos del clima con periodos inusuales de sequía o temporales inusuales de lluvias son el resultado del calentamiento global frente al que quiere luchar el Acuerdo de París.

Santo Domingo, Rep. Dominicana. El presidente de los Estados Unidos decidió sacar a su país del Acuerdo de París desde donde las grandes naciones se comprometen a aportar fondos y a desarrollar tareas a favor del medio ambiente mundial.

Pero ante la salida de EE.UU. del Acuerdo de París, países de diferentes regiones del mundo decidieron enfrentar el cambio climático desde sus posibilidades.

Líderes tanto de Francia como de Alemania realizaron una invitación global a cada especialista en el medio ambiente para continuar sus investigaciones y trabajos en sus territorios. Ahora, numerosas ciudades asiáticas han decidido en aumentar la inversión en energías limpias y verdes.

De acuerdo con un reporte realizado por Business and Sustainable Development Commission (BDSC) ciudades asiáticas han decidido cumplir con los objetivos de desarrollo sustentable establecidos en el Acuerdo de París, previendo una ganancia de 1.5 billones de dólares para el año 2030, con millones de nuevos empleos así como una mejor calidad tanto de vida como de salud. De modo que la inversión del gobierno y del sector privado deberán enfocarse hacia el crecimiento verde y la reducción de la infraestructura de carbón, y así resultar entre los mayores beneficiarios de esta transición hacia energías ecológicas.

Para Mark Malloch-Brown, un antiguo diputado de las Naciones Unidas y ahora presidente de la BSDC, considera que si las ciudades asiáticas se enfocan en esta transición verán beneficios tanto económicos como de salud.

Asegura que la retirada de Trump no sólo será disrruptivo para los negocios, también será potencialmente peligroso para los ciudadanos. Por tanto él estará cada vez más sorprendido al encontrar que pocos le seguirán con esta decisión.”

Argumentos de Trump

El Presidente de Estados Unidos planteó durante su campaña electoral que el calentamiento global es una farsa, “un cuento chino”. Analistas plantean que lo que busca es no asumir las obligaciones del gobierno anterior que se comprometió en reducir sus emisiones al 2025 en un rango de entre 26 y 28 por ciento con respecto a los niveles de 2005.

China aprovecha

Para los chinos la situación se convierte en una oportunidad económica única e irrepetible. Reivindican que los Acuerdos de París implican una transición a energías limpias que reducirán el consumo de carbón, beneficiará a la salud, reducirá los gases de efecto invernadero y disminuirán las consecuencias del cambio climático.

Los riesgos para República Dominicana

Para el historiador y economista Bernardo Vega, la decisión del presidente Trump será muy perjudicial para la República Dominicana, en especial para el turismo.

En un artículo publicado en el periódico digital Acento, Vega advierte que más de la mitad de nuestra población vive dentro de una franja de cinco kilómetros de nuestras costas y es en esa franja donde van a hospedarse el grueso de nuestros turistas, nuestra principal fuente de divisas, para disfrutar de nuestras bellas playas.

Agrega que estas playas se están deteriorando rápidamente debido a modificaciones en los niveles del mar provocados por el cambio climático, cuya existencia, probada por los científicos, no reconoce el Presidente Donald Trump, quien ha sacado a su país del Tratado de París.

Sostiene que la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París provoca daños colaterales a nuestra región. Ese cambio climático provocará sequía, falta de agua potable y de alimentos y más huracanes en nuestro país y en la región.

El Nuevo Acuerdo de París 
Cancilleres de los países que integran el G-7 que suscribió el Acuerdo de París para luchar contra el Cambio Climático.

El Acuerdo de París es un acuerdo mundial sobre el cambio climático que se alcanzó el 12 de diciembre de 2015 en París. El acuerdo presenta un plan de actuación para limitar el calentamiento del planeta «muy por debajo» de 2 °C. Cubre el periodo a partir de 2020.

Principales elementos del nuevo Acuerdo de París de acuerdo con la Comunicad Económica Europea:

  • objetivo a largo plazo: los gobiernos acordaron mantener el incremento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 °C con respecto a los niveles preindustriales y redoblar los esfuerzos para limitarlo a 1,5 °C
  • contribuciones: antes de la conferencia de París, y durante esta, los países presentaron planes generales nacionales de actuación contra el cambio climático para reducir sus emisiones
  • ambición: los gobiernos acordaron comunicar cada cinco años sus contribuciones para fijar objetivos más ambiciosos
  • transparencia: también aceptaron informarse unos a otros y a la sociedad sobre el grado de cumplimiento de sus objetivos para garantizar la transparencia y la supervisión
  • solidaridad: la UE y otros países desarrollados seguirán financiando la lucha contra el cambio climático para ayudar a los países en vías de desarrollo tanto a reducir sus emisiones como a aumentar la resiliencia ante los efectos del cambio climático.