Santo Domingo, RD- El huracán Elsa se degradó a tormenta y pasó sin penas ni glorias salvándose así la República Dominicana de los embates de sus vientos y de sus aguas.

Por eso esta tarde la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), degradó el AVISO de condiciones de huracán por AVISO de condiciones de tormenta tropical desde Punta Palenque hasta Pedernales en la frontera con Haití.

Además, cambia de AVISO a ALERTA por condiciones de tormenta tropical desde Punta Palenque hasta Cabo Engaño y descontinúa la ALERTA por condiciones de tormenta tropical desde Cabo Engaño hasta la Bahía de Manzanillo.

De acuerdo con su boletín ciclónico de la una de esta tarde, Elsa ha perdido características que le definían como huracán categoría 1, sus vientos perdieron intensidad y su estructura nubosa se encuentra algo desorganizada de su centro, debido a su rápido desplazamiento y la interacción con el relieve dominicano. Independientemente de este debilitamiento la tormenta tropical Elsa mantendrá condiciones de lluviosas con tormentas eléctricas y ráfagas de viento en varios sectores del territorio dominicano, principalmente sobre las regiones sureste, suroeste y la vertiente sur de la cordillera Central.

Elsa sigue moviéndose rápidamente hacia el oeste/noroeste a unos 46 kph, continuará con esa misma dirección y desplazamiento en el día de hoy, esperándose que se mueva más lento esta noche y mañana domingo. Los vientos máximos sostenidos ahora son de 110 kph con ráfagas superiores, mientras que los vientos de tormenta se extienden a unos 205 km de su centro. Este sistema se ubica cerca de la latitud 17.2 norte y longitud 72.2 oeste, esto es a unos  80 km al sur/suroeste de La Isla Beata.

Los peligros aún asechan por lo que se mantienen las alertas

La dirección del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) mantiene los niveles de alerta para las provincias ante posibles deslizamientos de tierra e inundaciones urbanas y rurales.

El director del organismo, Juan Manuel Méndez García dijo este sábado que por instrucciones del presidente Luis Abinader las instituciones mantienen equipos pre-posicionados en las provincias bajo alerta para dar respuesta inmediata en caso de que sea necesario.

De acuerdo al parte meteorológico, Elsa se ha debilitado gracias a su interacción con el relieve dominicano, por lo que disminuyo la intensidad de los vientos y se degradó a tormenta tropical.

Ante ello, el COE mantiene alerta roja para Barahona, Pedernales, Peravia, Azua, San Cristóbal, San José de Ocoa, Prov. Santo Domingo, Distrito Nacional y San Pedro de Macorís.

Méndez García detalló que además, continúa en alerta amarilla Sánchez Ramírez, Duarte; en especial el Bajo Yuna, María Trinidad Sánchez, Monte Plata, Independencia, La Altagracia, Santiago y La vega. También El Seibo, Hato Mayor, San Juan, Bahoruco, La Romana, Monseñor Nouel, Espaillat y Elías Piña.

En verde está Puerto Plata, Hermanas Mirabal, Santiago Rodríguez, Montecristi, Valverde, Dajabón, Samaná.

El director del organismo llamó a la población a no cruzar ni ríos, arroyos o cañadas que presenten grandes volúmenes de agua. Así como monitorear si su vivienda presenta agrietamientos para proveer deslizamientos de tierra.

Dijo que pueden descargar la aplicación #AlertaCOE para informar al organismo acerca de situaciones que se les presente producto de las lluvias.

Mañana domingo, se pronostica que el centro de la Tormenta Tropical Elsa salga de nuestra área, sin embargo, quedará humedad e inestabilidad suficiente, que al combinarse con la orografía del terreno, provocarán aguaceros dispersos, tronadas y ráfagas de viento hacia las regiones sureste, suroeste y la cordillera Central, en las demás localidades del territorio dominicano se prevén una mejoría en las condiciones del tiempo.

Debido a las lluvias que se esperan para las próximas 24 a 48 horas, La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), se mantiene los niveles de Alertas y Avisos meteorológicos ante posibles crecidas repentinas de ríos, arroyos y cañadas, así como también, la ocurrencia de deslizamientos de tierra e inundaciones urbanas hacia las provincias

Deja un comentario