Santo Domingo, RD.- Uno de los privilegios de República Dominicana como destino turístico es la visita desde tiempos inmemoriales de las ballenas jorobadas.

Este ritual de peregrinación de estos cetáceos es un atractivo extraordinario en la oferta turística del país en toda la costa Norte, en especial en la Bahía de Samaná a donde llegan buscando las aguas tropicales cálidas para reproducirse y parir lejos del invierno polar.

Ayer, los ministerios de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Turismo en conjunto con instituciones gubernamentales y no gubernamentales que colaboran y apoyan la preservación de la biodiversidad marina dieron inicio formal a la observación de Ballenas Jorobadas en la Bahía de Samaná. En el acto todas estas instituciones firmaron el Memorándum de Entendimiento para la Observación de Ballenas durante el 2017.

El Ministro de Medio Ambiente encabezó el acto en el que se abrió oficialmente la temporada de observación de ballenas.

Tras la firma de acuerdo y palabras de agradecimiento, el ministro de Medio Ambiente Francisco Domínguez Brito; señaló que reconoce la importancia de estos mamíferos migratorios y el valor especial que brindan a los ecosistemas marinos y de otras especies.

Domínguez Brito también reconoció el valor social y económico que brindan a la nación, en especial a la provincia de Samaná y provincias aledañas a la bahía,  y el crecimiento sostenido de la actividad de observación por décadas, iniciando con poco más de 100 visitantes por año y el pasado 2016 más de 55,000 observadores tuvieron la espectacular experiencia.

La Observación de Ballenas Jorobadas es la principal actividad ecoturística desde el 15 enero hasta el 15 de marzo en la Bahía de Samaná;  la cual constituye una de las primeras áreas protegidas  establecidas a nivel mundial, siendo el área protegida marina más extensa de la República Dominicana, por lo que existen muchos operadores de tours que facilitan el traslado al espectáculo a costo asequible en esta temporada.

Santuario Banco de la Plata
Las hembras miden unos 16 m y los machos rara vez miden más de 15 m. Las crías de 4.3 m nacen después de un periodo de gestación de 11.5 meses.

Hace 30 años se declaró el Banco de la Plata como primer Santuario de la Región del Gran Caribe para la protección de las ballenas jorobadas y;  10 años de que la República Dominicana también estableciera  el primer Acuerdo de Colaboración (Hermanamiento de Santuarios) entre   dos  santuarios a para proteger la misma población  de ballenas jorobadas en dos zonas críticas de su vida : zona de Alimentación en el Santuario Nacional del Banco de Stellwagen, EUA y la principal zona de Reproducción en el Santuario de Mamíferos Marinos de los Bancos de  la Plata y Navidad  propuesto como hábitat crítico para la supervivencia de  la especie (Convención de la Biodiversidad).

El convenio consiste en establecer la cooperación interinstitucional entre las entidades participantes para la gestión de manera coordinada, las actividades a realizarse antes, durante y después de la Temporada de Observación de Ballenas Jorobadas (2017) a desarrollarse en el Santuario de Mamíferos Marinos Banco de La Plata y del Banco de La Navidad, con el fin de salvaguardar la vida humana y garantizar la conservación y protección del santuario y la especie.

Firmantes del Memorándum de Entendimiento para la Observación de Ballenas durante el 2017.

En este pacto además de la institución medioambiental, también participaron el Ministerio de Turismo en su representación, Marian Matías; el Vicealmirante Miguel Peña Acosta de la Armada de la República Dominicana(ARD); Nelson Antonio Núñez, Alcalde del Ayuntamiento de Samaná; Patricia Lamelas en representación del Centro Para La Conservación y Ecodesarrollo De La Bahía de Samaná y su Entorno (CEBSE); Idelisa Bonnelly De Calventi representando la Fundación Dominicana De Estudios Marinos Inc. (FUNEMAR); la Asociación De Dueños De Barcos De La Bahía De Samaná (ASDUBAHISA) representada por Augusto González; Lorenzo Martínez representante de Embarcaciones Internacionales y el Director de ATEMAR S.A., compañía consultora y prestadora de servicio ambiental, Oswaldo Emilio Vázquez Ravelo.

El espectáculo de las Ballenas

La Observación de las Ballenas es una actividad ecoturística que se realiza dentro del Santuario de Mamíferos Marinos Banco de La Plata y de la Navidad en Samaná; donde se puede disfrutar de las migraciones de mamíferos marinos más largas del mundo, pues algunos individuos provienen de Groenlandia, Canadá, Islandia y del Santuario Hermano de Stellwagen, en Massachusetts (EUA).

Los visitantes que no prefieran utilizar embarcaciones podrán acudir a un observatorio desde tierra firme creado por el Ministerio de Medio Ambiente, próximo a la ciudad de Samaná. El mismo está dirigido a las madres con niños pequeños y a todo el público que no le gusta el mar, porque siente que corre algún riesgo.

Como los otros cetáceos, las madres son generalmente muy protectoras con sus crías e intentan por todos los medios colocarse entre el ballenato y los barcos.

Para observar este evento, las embarcaciones que trasladen a las personas deben estar debidamente autorizadas por el Ministerio de Medio Ambiente y cumplir con las  regulaciones dispuestas por esta  entidad. Asimismo, las autoridades no permitirán a las embarcaciones una estadía mayor de media hora en el área de observación.