Mao, Valverde.- La República Dominicana es el octavo país más vulnerable a los cambios del clima reveló el Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Francisco Domínguez Brito al reunirse con ecologistas de la provincia para analizar los problemas ambientales y motivarlos a integrarse a la lucha por la defensa de los recursos naturales.

Y éstos no se limitaron a escuchar. Denunciaron ante el ministro que la verificación y regulación de los planes de manejo, la deforestación, el uso del carbón, la extracción de arena y contaminación de los ríos entre los problemas de la Línea Noroeste. Autoridades y munícipes se relaizó en el parque Ecológico de Valverde, Mao.

El licenciado Francisco Domínguez Brito les manifestó que pueden contar con todo su apoyo en la defensa del medio ambiente y que, buscarán en conjunto las soluciones a los problemas ambientales de la zona.

ambientalistas-de-la-linea-noroeste-1El funcionario advirtió que estamos destruyendo nuestra hábitat y que el Noroeste es una de las zonas que más está sufriendo, porque se han devastado los bosques y las aguas corren sin control y por eso las inundaciones repentinas.

Reflexionó que hoy nos estamos quejamos de la cantidad de lluvia, y mañana de la sequía. “Este es el momento de nosotros hacer algo, el mundo se ha unido, tenemos que hacer algo, la República Dominicana es el octavo país más vulnerable del mundo”, dijo.

Muerte y destrucción

Los informes sobre las pérdidas por efecto del mal tiempo entre 1996 a 2015 revelan que murieron más de 530.000 personas causadas por más de 11.000 eventos meteorológicos extremos, así como alrededor de US$ 3300 millones de dólares en daños y perjuicios.

República Dominicana está en el lugar número ocho en el índice de los países con mayor riesgo climático, seguida solo de Filipinas y China. La encabezan Bangladesh, Myanmar, Honduras, Vietnam, Nicaragua, Haití y la India.
El Índice de Riesgo Climático clasifica a las naciones que han sido los peores afectados por el cambio climático y los más vulnerables al calentamiento global.Los países más pobres en vías de desarrollo son a menudo mucho más afectado.
Mil millones de personas en peligro
Más de mil millones de personas en 100 países enfrentan un futuro incierto en los países más vulnerables al cambio climático. Los estudios aseguran que la resiliencia, esa capacidad de los países de reponerse a los daños, ya se ha erosionado debido a la pobreza arraigada, al medio ambiente degradado o amenazado, y otros problemas.
Los países más pobres son los que menos efectos producen contra el clima pero son los que más destruyen su propio hábita
Los países más pobres son los que menos efectos producen contra el clima pero son los que más destruyen su propio hábitat.

También resaltó la importancia de los planes de co manejo y la viabilidad de los mismos en la preservación de los recursos naturales, si se realizan de forma adecuada.

Los ambientalistas se comprometieron a formalizar sus propuestas de forma que puedan ser evaluadas y puestas en ejecución. Valoraron como positiva la apertura del Ministerio y su acercamiento con los grupos ambientales.

Denunciar lo que está mal

En tanto, Domínguez Brito pidió a los ambientalistas que sean los principales aliados del Ministerio en esta lucha por salvar la naturaleza.

“Quiero hablar de la ética. Si ven algún SENPA, Director provincial, inspector o cualquier personal nuestro que coja dinero, estamos creando un mecanismo para proteger la identidad de la persona (del denunciante), pero quiero que los grupos ecologistas me lo hagan saber”, dijo.

Reiteró “Estamos creando la línea de denuncia, háganme saber, por favor, cualquier situación extraña”.

Además del Ministro, también estuvieron presente en la actividad el ecologista, Eleuterio Martínez; José Pantelo, Director Provincial de Medio Ambiente en Mao; el  general Rodríguez Fías, Comandante de la Fortaleza de Mao, y José Valdez,  gobernador de la provincia.

Manejo integral de los residuos sólidos

Posterior a esta reunión, el Ministro también conversó con varios alcaldes de Mao a los fines de coordinar con los ayuntamientos el manejo integral de los residuos sólidos; reducir la contaminación y reforestar las zonas urbanas.