Santo Domingo, Rep. Dominicana.– El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales emitió una nueva regulación que busca normar, agilizar y trasparentar las autorizaciones ambientales en materia de extracción de materiales de la corteza terrestre.

Mediante la Resolución No. 0001/2017, firmada por el Ministro Francisco Domínguez Brito, se establecen mecanismos que procuran tener mayores controles y supervisión sobre el impacto ambiental de estas actividades y asegurar la remediación de los daños que estos procesos suelen causar.

Entre otras condicionantes, la norma enumera una documentación básica que permitirá la regularización de cientos de empresas que han operado durante años y que por trabas burocráticas y otras razones realizan sus actividades sin que hayan tenido una supervisión efectiva.

El Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales mientras explica las nuevas medidas al personal de la institución.

“Lo que buscamos con esta medida es simplificar los procedimientos, hacerlos más ágiles y transparentes, para que todo aquel que cumpla con los requisitos de Ley pueda ejercer su actividad comercial, pero al mismo tiempo asegurarnos que de una vez y por todas serán superadas las debilidades e incongruencias que encontramos en las concesiones para extracción de agregados” señaló el Ministro.

Buscan quitar presión a la extracción de materiales en zonas vulnerables o el cauce de los ríos, lugares donde la Ley lo prohíbe, sino también que las llamadas “canteras secas” puedan acogerse a planes de cumplimiento y remediación ambiental creíbles, realizables y que puedan ser auditados con cierta frecuencia.

En la normativa, el ministerio plantea el rechazo de forma automática a solicitudes de proyectos que estén dentro de áreas protegidas, cauces de ríos y arroyos, áreas de humedales; así como proyectos que estén ubicados a menos de 150 metros de áreas costeras; zonas de alto riesgo para poblaciones o infraestructuras de servicios públicos, entre otras exclusiones.