Santo Domingo, Rep. Dominicana.- Los parques nacionales y demás áreas protegidas siguen siendo un gran atractivo para el ecoturismo y la recreación, pero algunos lugares ya muestran deterioro y abandono.

Ayer, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales informó que declaró como una prioridad la atención y el cuidado de los espacios protegidos de la República Dominicana.

Una de las medidas del plan fue aumentar las tarifas de entrada a la mayoría de Áreas Protegidas provocando una situación complicada a las agencias de tour operadoras que ya habían vendido sus excursiones para el resto del año.

Los Haitises.

Medio Ambiente explica que el incremento tiene como propósito subir la recaudación para dar un mejor servicio y bajar el impacto por sobre visitación para algunas zonas frágiles. También decidió mantener las tarifas viejas a los tour operadores que tengan constancia de tener paquetes pre-vendidos previo a la resolución.

Los aumentos más importantes están enfocados en las zonas más vulnerables que son Saona, Catalina y Cayo Arena cuyas entradas ahora costarán entre 100 y 500 pesos.  Esto se refleja mayormente en visitantes extranjeros, en tanto que los adultos y niños dominicanos tendrán tarifas preferenciales.

Con los recursos obtenidos Medio Ambiente se propone mejorar los senderos, los servicios, fortalecer la vigilancia y contribuir mediante los planes de manejo con el desarrollo comunitario y las estructuras de cogestión.

Degradación de áreas protegidas

En Cayo Arena los corales están comenzando a desaparecer y las especies que ahí habitan están confrontando dificultades

La cartera ambiental también detalló que zonas como Isla Catalina, Isla Saona y Cayo Arena, están extremadamente expuestas, al extremo de que en Cayo Arena, algunos de los corales están comenzando a desaparecer y las especies que ahí habitan están confrontando dificultad, por lo cual ameritan una intervención que conlleva la erogación de recursos no presupuestados.

Otras zonas, con temporadas muy intensas de excursiones, como en los casos de El Pico Duarte y el Salto de Limón, obligan al Ministerio a tomar algunas medidas a los fines de que, si bien en algunos casos no se produzca la reducción, al menos no continúe el aumento de las visitas y por sobre todo que se tengan los medios de contingencia para prevenir la degradación de estos ecosistemas.

Medio Ambiente mantiene gratis las visitas escolares, universitarias y de carácter educativo a fin de promocionar la conservación y sensibilizar sobre el terreno.

“Comprendemos que para algunas sectores esto puede ocasionar contratiempos, pero es un mal menor que los que pueden asuman un pequeño sacrificio que nos ayude a la sostenibilidad y no que en cinco o 10 años esas zonas no tengan  ningún valor ambiental, de biodiversidad y pasen de ser una oferta atractiva a una vergüenza para las futuras generaciones”, explica.

La Laguna de Oviedo entre Barahona y Pedernales es un lugar de gran atractivo para los turistas