Londres, RU.- Ministros de Turismo de casi 60 países y líderes del sector se reunieron en el Cumbre Ministerial organizada por la Organización Mundial del Turismo (OMT) y el World Travel Market en Londres.

El propósito fue el de abordar las posibles formas de incrementar la cooperación para que los viajes sean a la vez seguros y fluidos. Los participantes señalaron la inclusión del turismo en las estructuras de crisis y de emergencia, las recomendaciones a los viajeros, la percepción y la coordinación como las principales cuestiones que se deben abordar y estuvieron de acuerdo en que la seguridad económica y nacional puede y debe ser un objetivo común.

La décima edición de la Cumbre Ministerial llevó por título «Turismo y seguridad: promover los viajes seguros y fluidos». En el evento se discutieron los diversos riesgos a los que se enfrentan los viajes y al turismo: las amenazas para la salud, los desastres naturales, los cambios geopolíticos y el terrorismo. Se pidió además la plena integración del turismo en las estructuras nacionales de gestión de crisis y situaciones de emergencia.

Los principales retos señalados para estos viajes seguros y fluidos fueron dos: la ausencia de un enfoque coordinado y la necesidad de configurar sistemas de gestión de crisis. Los participantes hicieron hincapié en que la seguridad es una responsabilidad compartida entre los sectores público y privado y entre todas las instancias de las administraciones de gobierno. En este sentido, recordaron la necesidad de elaborar normas de ámbito mundial y de reconocer mecanismos tales como la información sobre los pasajeros.

taleb-rifai«Nuestros debates se sustentan en la convicción de que para promover los viajes seguros y fluidos se necesitan coaliciones nacionales e internacionales entre todos los agentes del turismo y de la seguridad, así como entre los sectores público y privado», afirmó el Secretario General de la OMT, Taleb Rifai.

La cuestión de la percepción fue destacada como uno de los principales obstáculos para la gestión de situaciones de crisis y la recuperación. En este sentido, tanto los ministros como el sector privado pidieron que se incrementaran los recursos de comunicación y gestión de crisis, así como la colaboración entre los sectores público y privado y los medios, subrayándose que la comunicación debe ser clara con respecto a «cuál es la situación» y «qué es lo que se está haciendo».

161107-121236-wtm2016_sd_4c4eb