El presidente Medina encabezó la Cumbre que reunió a mandatarios de 33 países.

Punta Cana, RD.– Concluyó la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), destacándose, claro está, los temas políticos y económicos, un frente contra las acciones unilaterales de Estados Unidos, un apoyo a Venezuela o un llamado a una solución justa, integral y duradera del conflicto Israelo-palestino. Pero igualmente hicieron compromisos para impulsar un desarrollo urbano sostenible y combatir el cambio climático como prioridad urgente.

Los presidentes y jefes de Estados concluyeron con la Declaración de Punta Cana en la que concluyeron la necesidad de promover el desarme nuclear de la región, apoyar el diálogo en Venezuela, exigir a los Estados Unidos el fin de las medidas contra ese país y condenar la criminalización de la migración irregular.

“Damos la bienvenida a la Nueva Agenda Urbana, aprobada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III), que se realizó en Quito del 13 al 20 de octubre de 2016”, indica la Declaración final de la Cumbre.

Raul Castro, presidente de Cuba a su llegada a la Cumbre de la CELAC en Punta Cana.

Firmaron comprometerse a apoyar su proceso de seguimiento y examen reafirmando el compromiso con el desarrollo urbano sostenible y con el ideal común compartido en la Agenda Urbana de una ciudad para todos, en cuanto a la igualdad en el uso y el disfrute de las ciudades y los asentamientos humanos.

El compromiso es “promover la integración y garantizar que todos los habitantes, tanto de las generaciones presentes como futuras, sin discriminación de ningún tipo, puedan crear ciudades y asentamientos justos, seguros, sanos, accesibles, asequibles, resilientes, sostenibles y habitar en ellos, a fin de promover la prosperidad y la calidad de vida para todos.

Asimismo la Declaración de Punta Cana de la V Cumbre de la CELAC que concluyó anoche hace un llamado a alcanzar el más alto compromiso político para combatir el Cambio Climático como una prioridad urgente.

Acogieron de manera positiva la entrada en vigor del Acuerdo de París, aplicable a los Estados signatarios y Partes bajo la Convención Marco de la Naciones Unidas sobre Cambio Climático, el 4 de noviembre de 2016.

Invitaron a todos los países signatarios que todavía no han depositado sus respectivos instrumentos de ratificación y/o adhesión a hacerlo lo más pronto posible.

“Reconocemos la importancia de fortalecer las acciones de mitigación y adaptación, de conformidad con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el Acuerdo de París, lo que incluye las mejores prácticas de las comunidades locales y pueblos indígenas, para hacer frente a los efectos adversos del cambio climático, de conformidad con el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas y capacidades respectivas”, indica la declaración en su punto 29.

El presidente de Ecuador conversa animadamente con Danilo Medina en la Cumbre