Del Papa Francisco para los cristianos al iniciar hoy La Cuaresma:

Queridos hermanos y hermanas:

«Queridos hermanos y hermanas, la Cuaresma es el tiempo propicio para renovarse en el encuentro con Cristo vivo en su Palabra, en los sacramentos y en el prójimo. El Señor ―que en los cuarenta días que pasó en el desierto venció los engaños del Tentador― nos muestra el camino a seguir. Que el Espíritu Santo nos guíe a realizar un verdadero camino de conversión, para redescubrir el don de la Palabra de Dios, ser purificados del pecado que nos ciega y servir a Cristo presente en los hermanos necesitados.

Animo a todos los fieles a que manifiesten también esta renovación espiritual participando en las campañas de Cuaresma que muchas organizaciones de la Iglesia promueven en distintas partes del mundo para que aumente la cultura del encuentro en la única familia humana. Oremos unos por otros para que, participando de la victoria de Cristo, sepamos abrir nuestras puertas a los débiles y a los pobres. Entonces viviremos y daremos un testimonio pleno de la alegría de la Pascua».

La ceniza en la frente es la entrada a este tiempo de recogimiento y meditación.
Es un tiempo especial para los cristianos

Aunque para muchos la Cuaresma le anuncia el asueto de Semana Santa y con ello la juerga hacia playas y  montañas, en realidad, como la Navidad, la Cuaresma es un tiempo de recogimiento y meditación.

Comienza hoy con el Miércoles de Ceniza y termina justo antes de la «Misa de la Cena del Señor» en la tarde del Jueves Santo. Hay muchas referencias bíblicas que relacionan este tiempo, pero el más aceptado es el que simboliza la prueba de Jesús al permanecer durante 40 días en el desierto previos a su misión pública.

La Cuaresma cuanta con seis domingos incluyendo el Domingo de Ramos. En cada uno hay un llamado a la reflexión sobre la conversión, el pecado, la penitencia y el perdón. Oh qué tiempos aquellos en que el Sábado Santo había que abrir el corazón y perdonar hasta los disgustos de los amiguitos por simple disputas infantiles…