¿Creció o disminuyó la cobertura boscosa? Es el debate que recibe Domínguez Brito

0
158
Deforestación en la cordillera Central
Spread the love

Santo Domingo, 18 de agosto de 2016.-

El nuevo ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Francisco Domínguez Brito se estrena en el cargo con un ardiente debate sobre la pérdida de cobertura boscosa en el país en los últimos años.

En su juramentación al cargo dijo que durante su gestión trabajará para sanear y preservar los recursos naturales, especialmente por la conservación y saneamiento de las fuentes acuíferas.

Aunque las autoridades recién pasadas aseguran haber aumentado la cantidad de bosques en el país, una investigación científica de especialistas estadounidenses revela todo lo contrario.

Se trata del estudio “Mapas Globales de Alta Resolución de Cambios de Cobertura Forestal en el Siglo XXI” realizado por el Departamento de Ciencias Geográficas de la Universidad de Maryland, Estados Unidos que incorporó un equipo multidisciplinario integrado por científicos destacados dado a conocer recientemente por la Fundación Moscoso Puello es una institución sin fines de lucro que trabaja para la conservación y uso sostenible del Sistema Nacional de Áreas Protegidas y de manera específica los Parques Nacionales y las Reservas ubicadas en la Cordillera Central, particularmente los Parques Nacionales Armando Bermúdez y Juan B. Pérez Rancier (Valle Nuevo).

Francisco Dominguez Brito recibe de Bautista Rojas el Ministerio de Medio Ambiente
Francisco Dominguez Brito recibe de Bautista Rojas el Ministerio de Medio Ambiente

Domínguez Brito dijo durante su juramentación como Ministro de Medio Ambiente dijo que proveer a los habitantes de un ambiente saludable es una prioridad, y que asumirá este rol ante este Ministerio para  continuar mejorando y protegiendo el patrimonio natural de la República Dominicana.

La Fundación Moscoso Puello hizo los cálculos de la pérdida de bosques sobre la base del estudio de la Universidad de Maryland llegando a la siguiente conclusión:

– Parque Nacional José del Carmen Ramírez con 89 kilómetros cuadrados de bosques perdidos que equivalen a un 12% de su superficie;
– Sierra de Baoruco con 58 kilómetros de bosques perdidos.
-Los Haitises, con 43 kilómetros menos de cobertura.
-Reserva Forestal Alto Mao con 40 kilómetros cuadrados, casi 65,000 tareas de diferencia.
-Parque Nacional Valle Nuevo donde se perdieron casi 21 kilómetros cuadrados de bosques
-Reserva Forestal Alto Bao con más de 17 kilómetros cuadrados inferior de cobertura.
– Reserva Forestal río Cana, con 17 kilómetros cuadrados de bosques reducidos.
-Parque Nacional Armando Bermúdez con 16 kilómetros cuadrados menos de cobertura.
– Monumento Natural Las Caobas, con unos 16 kilómetros cuadrados de bosques perdidos.

Pero Medio Ambiente dijo otra cosa en Río+20

Durante la Conferencia de las Nacionales Unidas sobre Desarrollo Sostenible (RIO+20), celebrada en Río de Janeiro (Brasil) en junio de 2012, el vice ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Manuel Serrano, destacaba el incremento de la cobertura forestal en República Dominicana en casi 8%, con relación al 2003, al alcanzar un porcentaje de 39.7 a nivel nacional, según informó el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Era el resultado, según el funcionario, de una ejecutoria consistente y sostenible de la política forestal del gobierno dominicano.

Fundación Moscoso Puello ve otra realidad

Juncalito-en-Santiago-Vista-panoramica-pico-duarte
Paisaje de la Sierra en la Cordillera Central entre San José de las Matas y Juncalito

La Fundación Moscoso Puello sostiene que contrario a lo que dice el Ministerio de Medio Ambiente de que la cobertura boscosa aumentó en el país, la investigación de la Universidad de Maryland evidenció una pérdida equivalente a 1,536 kilómetros cuadrados entre 2000 y 2014.

Andrés Ferrer, secretario de la entidad,  asegura que la cobertura constituida por plantaciones forestales o comerciales no nativas tales como palma africana, leucaena, mangos, acacia u otras no representan una cobertura boscosa de calidad como aquella de los bosques naturales en los que la composición florística conformada por plantas nativas y endémicas que fomentan la diversidad de especies de fauna. Esas plantas nativas o endémicas, dijo, son las que promueven el funcionamiento óptimo de los sistemas acuáticos y por consiguiente la regulación de sus flujos, el control de la erosión, la prevención de inundaciones catastróficas, la moderación del clima y la fijación de carbono, servicios ambientales pasivos e imprescindibles para la nación y para la vida misma.

Indicó que estos bosques nativos se encuentran principalmente en las áreas protegidas, las cuales están sometida a una depredación rampante que ha resultado en pérdidas dramáticas de su cobertura original.