Santo Domingo, RD.- El Ministerio de Energía y Minas (MEM) acaba de regular la exportación de las piedras semipreciosas ámbar y larimar, la primera considerada la gema nacional y la segunda exclusiva de nuestro país que están siendo sacadas del país en estado natural o semiprocesadas.

El ámbar es considerada la gema nacional de la Rep. Dominicana y el larimar es únicamente encontrado en la misma. Son las piedras que más trabaja la joyeria local y ambas constituyen los mejores souvenirs para los turistas que vienen de vacaciones a República Dominicana cada año al país en los distintos polos turísticos y hoteles dominicanos.

ambershopping-921074250-oMediante la resolución R-MEM-REG-047-2016 Energía y Mina prohíbe la  exportación de larimar si se presenta íntegro, cortado en chapas y/o en tabletas de medio centímetro de espesor. La resolución prohíbe también que el ámbar sea sacado del país en estado íntegro.

Una nota emitida ayer por la Presidencia de la República reseña la decisión de Energía y Mina indicando que por primera vez, las exportaciones de ámbar y larimar están sujetas a regulación del Ministerio de Energía y Minas.

El objetivo es desarrollar la micro, pequeña y mediana empresa de joyería artesanal. Igualmente, generar empleos formales en las comunidades.

La medida establece la prohibición de la exportación de larimar en tabletas de medio centímetro de espesor; y de ámbar en estado íntegro. En este último caso, también se prohíbe su envío si tiene  rastros de impurezas o está cortado en diferentes tamaños.

Las exportaciones de ámbar y el larimar en su estado natural, en crudo o semiprocesados creaban distorsiones sobre el origen y la procedencia de estas piedras en los destinos internacionales.

Aprovechar riquezas de manera sostenible

Para el Ministerio de Energía y Minas, es prioridad regular la pequeña minería. Esto permitirá aprovechar las riquezas que genera con el menor daño posible a las personas y al medioambiente.

Trabaja en protección social para pequeños mineros

15473539528_a059b0f3cf_zLa institución tiene en sus registros a 1,200 mineros de larimar y 2,000 de ámbar. Trabaja en la gestión de seguros médicos para los pequeños mineros. Además, los capacita para que se puedan integrar de manera competitiva a la cadena de valor.

El larimar es una rara variedad de pectolita o roca semipreciosa, encontrada sólo en República Dominicana. Su coloración varía en una gama que contiene blanco, azul claro, azul verdoso y azul profundo.

emitió por primera vez pautas para la exportación de ámbar y larimar, que previamente se exportaban en su estado natural, en crudo o semiprocesados; lo que creaba confusión sobre su origen y procedencia al llegar a destinos internacionales.

Indica además que el MEM tiene en sus registros a 1,200 mineros de larimar y 2,000 de ámbar. Trabaja en la gestión de seguros médicos para los pequeños mineros. Además, los capacita para que se puedan integrar de manera competitiva a la cadena de valor.

larimar-921072917-o“Para el Ministerio de Energía y Minas, es prioridad regular la pequeña minería. Esto permitirá aprovechar las riquezas que genera con el menor daño posible a las personas y al medioambiente”, indica la nota.

De ahí que el Ministerio de Energía y Minas de República Dominicana impulse planes con miras a garantizar la sostenibilidad de esta labor y mejorar las condiciones de quienes a través de cooperativas se han dedicado por años a sacar de las entrañas de la tierra criolla estas piedras que luego se convierten en collares, brazaletes, anillos y otros llamativos accesorios.

joyas-dominicanas-3-2Actualmente la extracción de larimar y ámbar la realizan artesanos que, de forma rudimentaria, sin procesar, venden las piedras a intermediarios que la llevan a otros países y luego las traen convertidas en prendas para revenderlas aquí”, comentó José Peralta Villar, director de gestión técnica del Ministerio de Energía y Minas de República Dominicana.

Como parte de los efectos negativos que buscan contrarrestar, hay que ofrecer más seguridad a través de tecnología a los artesanos y evitar que queden atrapados en los túneles que construyen en busca de dichos minerales.

También, evitar que los sedimentos que arrojan por las laderas vayan a parar a cañadas y ríos que luego contaminan el agua.