La Romana, Rep. Dominicana.– Ellos sabían que estaba prohibido pero se confiaron de la impunidad. Mucho hasta que este domingo miembros del Servicio de Protección Ambiental (SENPA) los detuvieron cargando la carne del asesinato de una tortuga Carey protegida por estar en extinción y un juzgado de instrucción le dictó un mes de prisión preventiva.

En un ejercicio de inteligencia encabezado por el Administrador del Parque Nacional Cotubanamá, Pablo Javier, se realizaron labores de inspección de varias embarcaciones descubriendo el hecho.

EL Juzgado de Instrucción de la Provincia La Altagracia dictó un mes de prisión preventiva contra Jonathan Bonilla Mejía, Juan Zapata Mendez, Carlos Zorrilla, Eduardo Penn y Julio Ramírez quienes habían sido detenidos tras ser sorprendidos con carne de tortuga carey en la Isla Saona.

Los imputados se encontraban a bordo de la nave Mirtha Xiomara, color blanco con azul y al momento de notar la presencia de los miembros actuantes arrojaron la carne de dicha especie a la playa, siendo encontrada posteriormente.

Son señalados como responsables de capturar y dar muerte a una tortuga carey especie en peligro de extinción. “Cabe destacar que al momento de notar la presencia de los miembros actuantes arrojaron la carne de dicha especie a la playa, siendo encontrada posteriormente”, relata la medida de coerción.

Los infractores están acusados de violar los artículos 265 y 266 del Código Penal Dominicano. También la violación a los artículos 136.1, 139, 140, 174, 175.3 y 183 numerales 1 y 3, de la Ley 64-00 General de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Y la violación a los artículos 66 y 67 de la Constitución de la Republica Dominicana.

El juzgado también ordenó la incautación de la embarcación en la que se trasportaban.