Si buscas un destino que te sorprenda por los atractivos naturales y culturales y las posibilidades de vivir las mejores aventuras de playas o de montañas en un solo lugar, Cabrera debe estar en tu agenda de escapadas en este invierno.

Cabrera es un pueblo con encantos. Combina el clima cálido del Caribe con la frescura de playas casi vírgenes en un territorio poco explorado en la costa nordeste de República Dominicana.

Sus ofertas han sido puestas en valor integrando este poblado al programa Turismo en Cada Rincón del Ministerio de Turismo.

Se levanta a orilla del Océano Atlántico, un poco después de Nagua y antes de Río San Juan. Es un territorio especial entre montañas y el mar en una llanura llena de atractivos naturales para las mayores aventuras de ecoturismo y turismo de playa.

Aquí se entrecruzan ríos, montañas y cenotes tan preservados en un ambiente mayormente rural y poco concurrido, que muchos lo perfilan como el destino turístico ideal para el retiro a una vida de contemplación.

Este territorio pertenece a la provincia María Trinidad Sánchez. Por sus características se promueve como un destino especial por la tranquilidad, seguridad, gente agradable y amistosa, y sobre todo, paisajes y atractivos naturales para disfrutarlo con toda la familia, sin importar edad.

Desde su Gobierno Local, se resalta un territorio que tiene todo lo que el turista de edad avanzada busca, para pasar una temporada agradable, sin ningún percance, debido a que el mismo ofrece un sinnúmero de atractivos que no lo ofrecen otros Municipios del País.

Los atractivos naturales y culturales de Cabrera

Playas, cenotes, balnearios, saltos de agua, parques y grutas con templos religiosos están entre los principales atractivos para disfrutar de varios días en Cabrera.

Desde Arroyo Salado, El Caletón de Darío o Orchy Bay, hasta los Cocos o El Diamente son solo algunas de las playas ubicadas en la parte Sur de la zona urbana, protegidas por hermosos farallones y una frondosa vegetación. O visita playa El Bretón, un pequeño espacio entre los farallones del Parque Nacional Cabo Francés Viejo que te harán olvidar de todas los pendientes.

Igual no podrá resistirte a lo romántico del Caletón de los Enamorados ubicada en el sector El Rincón, poco conocida pero que dejará perplejo por su belleza. Y no dejes de visitar playa El Puerto y su combinación de aguas dulces del arroyo Saltadero y el mar.

Déjate atrapar por la frescura y la tranquilidad de la piscina natural La Catalina. Sus aguas brotan desde un manantial subterráneo, represada a orillas del Atlántico y cubierta por la sombra de frondosos árboles que la rodean o atrévete a escaparte a la playa La Preciosa en los límites de Cabrera con Río San Juan con arenas doradas y aguas color turquesa.

Playas en Cabrera

Las playas de Cabrera son prácticamente vírgenes. Ofrecen las aguas cálidas del océano Atlantico con ningún tipo de desarrollo hotelero significativo, aguas cristalinas y arenas blancas que invitan a extasiarse entre la frescura y la transquilidad.

De Agua Azul a Dudú, los impresionantes cenotes de Cabrera

El nuevo malecón de Cabrera incluye una serie de obras para el entretenimiento y la contemplación.
El nuevo malecón de Cabrera incluye una serie de obras para el entretenimiento y la contemplación.

No puede visitar Cabrera sin darte un paseo por su malecón y hacer filas para tomarte las fotografías que serán el testimonio de que paseaste por estas costas privilegiadas del nordeste de República Dominicana.

Luego debes conocer sus lagunas o cenotes, como Lake Blue y Laguna Dudú. Lago Azul, por ejemplo, se hizo viral en el verano de 2021 al recibir la visita de la empresaria, modelo e influencer Kim Kardashian de vacaciones con sus hijos y varios amigos en República Dominicana.

Está ubicado en el Distrito Municipal de La Entrada y aunque es propiedad privada, Agua Azul no deja de ser una gran atracción para los visitantes a Cabrera por el tono azul turquesa y la frescura y transparencia de sus aguas rodeada de rocas y exuberante vegetación que lo hace único en toda República Dominicana.

Apasionado y relajado

Se estima que Laguna Dudú es el lugar que más excursiones recibe en la región costera norte de República Dominicana y no es para menos. Son como dos piscinas naturales, dos cenotes conectados de manera subterránea que permiten las más divertidas aventuras así como espacios extraordinarios para el buceo profesional en cuevas que se extienden debajo de la roca.

 

 

En El Dudú hay un zipline o tirolesa que te permite volar y caer dentro del lago principal desde una altura aproximada de más de 10 metros. Aquí te puede pasar todo un día y no quererte ir debido a su belleza y la paz que transmite el ambiente mágico de una pequeña llanura pprotegida por viejos farallones marinos con una alfombra de cesped y plantas ornamentales bien cuidadadas que te permiten respirar un ambiente rural de paz

La Virgen de la Piedra y su capilla en el viejo acantilado

La Virgen de la Piedra y su capilla en el viejo acantilado.

En pocos lugares de República Dominicana te encontrará con una virgen y su templo dentro de una gruta. Pues aquí, en Cabrera, está la Virgen de la Piedra, considerada desde 1918 una manifestación divina de la virgen que brotó de entre las rocas en la carretera entre Nagua y Cabrera.

Es la fe popular, la advocación mariana del pueblo llano surgido de lo hispano, lo africano y lo taíno, la fuente de estas apariciones y creaciones imaginarias. Es lo que da sentido a la gente de los verdaderos milagros dentro de la precariedad, el olvido y la desesperación. Es como se tejen las historias sobre la aparición de esta imagen de la Virgen María, historia que no dicta mucho del origen de aquellas apariciones en un Naranjo camino a Higüey o la de un Níspero en la madrugada en medio de una batalla contra los taínos en el Santo Cerro en La Vega. Es la historia de la fe que se torna un atractivo turístico para paganos y creyentes a lo largo de una carretera.

A la Virgen de la Piedra de Cabrera se le construye poco a poco una modesta capilla para oficiar misas y recibir a miles y miles de peregrinos de todas partes del país y del extranjero que vienen a tocar la imagen y hacerle sus ofrendas.

Monumento Natural El Saltadero

Lo que ves que hace este jóven de Cabrera no intentes hacerlo cuando esté en el Saltadero. Ellos nacieron y se criaron en este lugar y dominan cada paso, hueco y piedra de este salto de agua.

No puede ir a Cabrera sin visitar este monumento natural de El Saltadero. Está muy próximo al centro del pequeño poblado.

Con puentes colgantes y escaleras muy bien estructuradas podrá disfrutar de esta impresionante caída de agua, pero claro, sin saltar como los osados jóvenes que allí ofrecen un espectáculo con osado clavados desde las rocas a unas alturas de más de 40 pies.

Todo el monumento natural como área protegida inicia en la confluencia del Arroyo Caya Clara con el río Cigua y abarca una superficie de 2.62 kilómetros cuadrados del Municipio de Cabrera.

Monumento Natural Cabo Francés Viejo (El Faro)

Ruina de uno de los faros en el Monumento Natural Cabo Francés Viejo
Ruinas de uno de los faros en el Monumento Natural Cabo Francés Viejo

Posiblemente uno de los lugares más fotografiados de Cabrera y del país. Una meseta atrapa el mismo mar en que se enfrentaron franceses e ingleses por controlar el territorio en la Batalla de la Limonadas el 26 de enero de 1621. Hoy es el Monumento Natural Cabo Francés Viejo, una meseta costera en la que se levantaron tres faros como recuerdo.  Fue bautizado en recuerdo de su primer ocupante, un hombre de avanzada edad de origen francés.

Cabo Francés Viejo fue declarado Parque Nacional el 2 de mayo de 1974, y luego recibió la categoría de Monumento Natural en el 2009 permitiendo que florezca la vida de muchas especies nativas de la flora y la fauna en peligro de extinción. Su principal atractivo es la Playa El Bretón, una pequeña bahía cerrada por imponentes acantilados.

Lo que te queda es armar tu escapada, elegir una de las villas de Cabrera Lodge y disfrutar de los encantos de la costa nordeste de República Dominicana.

Encontrarte con los famosos en el Caletón de Darío

Desde Cabrera Lodge lo más facinante es una caminata matutina hacia Orchid Bay y aquí un buen baño en las tranquilas y crislatinas aguas de las playas Caletón de Darío o del Caletón de los Enamorado.

Famosa por la calidad de sus aguas y de su arena bajo cocoteros silenciosos; preferida por su tranquilidad a tal punto que puedes encontrarte caminando con figuras internacionales tales como Michael Jordan, Bill Gate, J Lo, Bill Clinton, Novak Djokovic, ese famoso tenista profesional serbio.

Hoteles en Cabrera

Como bien lo describen sus ciudadanos, Cabrera es más que sol y playa, pese a que cuenta con pocos hoteles, su fuerte está en el alquiler de villas, las que en su mayoría son rentadas por extranjeros que pueden durar desde un fin de semana hasta dos o tres semanas, incluso meses.

Hablaré de dos que conozco y recomendaría para alojarse en una escapada de ecoturismo a este pueblo del noreste de República Dominicana. Hablamos de Cabrera Lodge y la Casita de Cabrera, pero Cabrera tiene buenas ofertas de hoteles que se promueven a nivel internacional.

Si pensamos en hoteles en Cabrera, hoteles boutiques en Cabrera, alojamientos para turistas en Cabrera, Cabrera Lodge es la recomendación en el que destaca el concepto boutique de sus villas: pequeño, exclusivo, moderno, íntimo, acogedor.

Cuenta con tres villas con capacidad de hasta 11 personas en cada una; piscinas privadas climatizadas, aire acondicionado, amplio jardín, espacios para mascotas, entre otras facilidades.

La propiedad se encuentra a tan solo 500 metros de la entrada principal del pueblo de Cabrera, de fácil acceso y cercana a las playas Caletón de Darío en la Orchy Bay, a playa Preciosa, playa Grande y Laguna Dudú.

El personal de Cabrera Lodge es un enamorado del servicio y hace lo imposible para atender cada una de las necesidades del huésped. Si solo vienen a descansar habrá un personal doméstico para asistirle; si lo que planean es una buena paella o un asado, una parrillada de mariscos, le proveen de un escelente chef. Si sus aventuras incluyen las cabalgatas, pues le conseguirán caballos pequeños para los niños pasear en los patios de las villas o caballos y personal entrenado para aventuras por las montañas.

Luis Ramón Salcedo, responsable del proyecto habla del privilegio que siente al invertir en Cabrera. Destaca lo afable y alegre del cabrerense, lo servicial y educado; se enorgullece de una sociedad civil muy empoderada que vela para que las instituciones funcionen bien, habla del alto sentido de protección del medio ambiente en el municipio.

La Casita de Cabrera

Entrada a la Casita de Cabrera.
Entrada a la Casita de Cabrera.

Esta encantadora villa, cuyo verdor, amplitud y comodidad recrean un acogedor ambiente ideal para una divertida estadía con amigos o con la familia.  Se encuentra a unos 600 metros de la entrada de Cabrera, cerca de las playas Caletón, Playa Grande y Laguna Dudú.

Cuenta con tres habitaciones con capacidad para 10, poseedora de un idílico espacio al aire libre (2,500 M2), con cancha de voleibol, trampolín, billar, además de ofrecer paseos a caballo para los pequeños de la casa.

Más opciones de alojamientos en Cabrera

Una característica de este destino de turismo es que en Cabrera no encontrarás hoteles grandes. Hay un sin número de pequeños hoteles que te permiten disfrutar su entorno natural, sus bosques, sus playas sin grandes cantidades de personas.

Una opción para ubicar un alojamiento para tu escapada a Cabrera es revisar las propuestas que hacen agencias internacionales de promoción y reserva de hoteles, villas y otros tipos de lugares para quedarse como es el caso de AIRBNB, Bookingo o  Expedia.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí