Constanza, RD.-  Los plásticos, grapas, tuberías y mangueras de grandes plantaciones de fresas comenzaron ayer a ser retiradas de Valle Nuevo dando inicio al rescate de este parque nacional por parte del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Brigadas del ministerio ejecutan la Resolución 14/2016 que estableció el plazo que ayer venció para eliminar todo tipo de actividad agrícola, agroindustrial y pecuaria en una región en donde se produce gran parte del agua que consumen decenas de municipios en el Sur, en el Norte y en el Cibao del país. Mientras que los militares del Ministerio de Defensa y del Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA) se encuentran realizando labores de protección y vigilancia.

El proceso de desmonte será paulatino y comenzó con las mayores extensiones de terreno que estaban siendo preparados en violación a la decisión del Estado. A los cultivos que le resten semanas para terminar se les permitirá cosecharlos pero no pueden volver al sembrar. No está permitida la entrada de más jornaleros haitianos, ni de semilleros o fertilizantes para la producción agrícola.

Durante todo el fin de semana el Ministro de Medio Ambiente se reunió con productores y residentes en Valle Nuevo para discutir el por venir de los desalojados.

“Realizamos acuerdos razonables con todos aquellos que estaban en el ánimo de buscar una solución y, a la vez, respetar y conservar el parque que es La Madre de las Aguas; ahora nos resta ejecutar la resolución  y hacer cumplir la ley para que mañana podamos tener agua”, dijo Francisco Domínguez Brito, titular de la cartera ambiental.

 

Guardaparques, agricultores e invernaderos

El funcionario escuchó a las comunidades de Las Espinas, El Castillo, Montellano y La Siberia.  A los comunitarios les presentó varias propuestas  entre ellas integrase en las labores de guarda parques con un salario de 7 mil 500 pesos y seguro médico; a los que tienen pequeñas proporciones de terrenos se les propuso reubicarlos fuera del parque para que continuaran con sus labores de producción y a los grandes productores ubicarlos también fueran del parque pero con un sistema de invernaderos que les permite tener mejores condiciones a largo plazo.

“Queremos seguir conversando y dialogando pero con apego a la ley y respetando la Constitución. Algunos dicen que van a sembrar, es algo de presión y simbólico lo que hacen porque no se permitirá la entrada de jornaleros ni instrumentos de cosecha, ni fertilizantes, por tanto, no podrán cultivar ni cosechar”, resalto.

A los cultivos que le resten semanas para terminar se les permitirá cosecharlos pero no pueden volver al sembrar.

En el Castillo los productores entregaron al ministro una relación de las familias y sus ingresos, con estos datos el funcionario se comprometió a presentarles opciones individuales, mientras que los residentes se comprometieron a detener la producción agrícola.

“Hemos sostenido muchos encuentros con el grupo de los campesinos, los más pobres, viven en una pobreza extrema. Hablamos del 41 viviendas en el Castillo, les he dicho que vengan a trabajar con nosotros algunos, al parecer, algunos se están dejando influenciar por los que más tienen”, indicó.

Durante el recorrido, el Ministro también se reunión con jornaleros haitianos a quien les pidió que le informen a sus compañeros que no vayan a Valle Nuevo porque el proceso de producción agrícola en la zona no será permitido.   “Cada jornalero haitiano que está aquí sin documentos, será deportados”, indico. En los últimos días más de 269 jornaleros haitianos han sido sacados del parque por las autoridades de la Dirección General de Migración.

Comisiones del Banco Agrícola y el Instituto Agrario Dominicano (IAD) visitaran también la zona para concretar propuestas.