París, UE.- Viajar desde Francia y España a gran parte de Europa en estos días enfrenta dificultades.  Una huelga de controladores ha provocado en su primer día la cancelación de 550 vuelos especialmente, en rutas con el oeste y el suroeste del país y en esas direcciones en el continente confirmó la Autoridad de Aviación Civil francesa.

Eso significa que s

Según los informes de agencias y medios europeos de prensa especializadas en turismo como Hosteltur,  en España, el conflicto que se prolongará hasta el viernes, llevando a anular 22 vuelos entre los aeropuertos españoles gestionados por Aena y los franceses. Hasta esta mañana se habían suprimido alrededor del 7 % de los vuelos inicialmente programados confirmó la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC).

Las operaciones suprimidas que se han producido hasta el momento afectan a los aeropuertos de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, con 2 vuelos cancelados; Barcelona (5 vuelos); Palma (1 vuelo); Sevilla (4 vuelos) y Valencia (2 vuelos).

La aerolínea Vueling ha informado de que hoy tiene previsto cancelar 24 vuelos con salida o destino a los aeropuertos franceses.

La Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) francesa ha pedido a las aerolíneas que reduzcan su programa de operaciones en los flujos gestionados por los tres centros de control que se ven afectados por los paros, los de Brest (oeste), Burdeos (suroeste) y Aix en Provence (sureste).

La huelga también incidirá en algunos aviones que simplemente sobrevuelen el espacio aéreo francés, pero en ese caso no se esperan cancelaciones, sino retrasos.

La huelga de controladores aéreos franceses está convocada hasta el viernes.

La protesta de los controladores

La protesta está organizada por el sindicato de controladores UNSA-ICNA, que representa a un 20% del colectivo, que acusan a la administración de incumplir un acuerdo firmado el año pasado.

El objetivo del sindicato es disminuir la actividad durante estos cinco días en los centros de  control de vuelo de Brest y Burdeos, por lo que afectará al funcionamiento de varios aeropuertos con rutas hacia el oeste. Además, a estos dos centros se suma este martes el centro de control de Aix en Provence, en el sureste, lo que implicará que las perturbaciones se ampliarán a los flujos que utilizan el espacio aéreo de esa parte de Francia, en particular los aviones que se dirigen a Italia o que proceden de ese país.

Según las indicaciones dadas por Aviación Civil a las aerolíneas, hasta el viernes tendrán que suprimir en sus programas con destino u origen en Francia un 25% de los vuelos hacia el sur y un 33% hacia el oeste.