Santo Domingo, RD.- No solo a las atracciones de playas o de ciudades están yendo los turistas internacionales y los dominicanos que gustan de las aventuras. Al cerrar este 2016 se reporta que en los últimos tres años se han realizado tres millones 675 mil visitas a las distintas áreas protegidas de la República Dominicana.

Un informe del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales revela las preferencias de los turistas y dominicanos a conocer y disfrutar de los parques nacionales y demás áreas protegidas, sin contar con quienes tan solo se aventuran a recorrer las vías panorámicas de las costas o de las montañas.

Mediante una nota, la institución ambiental explico que desde el año 2013 hasta la fecha se ha incrementado el número de turistas tanto nacionales como extranjeros a las diferentes áreas protegidas de la República Dominicana. Hasta diciembre de este año la cifra exacta es de tres millones 675 mil visitantes.

La nota no ofrece datos sobre la sostenibilidad económica de estas visitas ni sobre los beneficios que a las comunidades cercanas a las áreas protegidas estarían generando el turismo ecológico. Muchos turistas que llevan de vacaciones a República Dominicana salen de los hoteles de Punta Cana, de los Hoteles de Bávaro y de otros resorts a recorrer el país.

Un reporte ofrecido en abril pasado por Medio Ambiente revelaba que más de un millón 84,700 turistas habían visitado las áreas protegidas durante el 2015.

Camino a Rancho Cachote en la Reserva Natural Padre Miguel Fuente, Barahona.

La cifra representaba cerca del 22% de os 4.8 millones de extranjeros no residentes que arribaron al país por vía aérea durante todo el año pasado.

Según los informes del Banco Central la llegada acumulada del período enero-noviembre del año 2016, muestra que los visitantes extranjeros y dominicanos no residentes alcanzaron la cifra de 5,352,501 pasajeros, al arribar 336,395 viajeros, adicionales con respecto a igual período del año 2015, equivalente a un crecimiento interanual acumulado de 6.7%.

Una definición técnica de las áreas protegidas la describe como los espacios naturales seleccionados para conservar los recursos naturales más singulares de una nación. Allí se protegen y se conservan los ecosistemas y las muestras más representativas de la naturaleza del país. Así también se convierten en atractivo para un tipo de turista o de viajero local que aprecia el conocer los elementos más valiosos y atractivos de la biodiversidad, de esos ambientes más frágiles con valores ecológicos únicos o sobresalientes.

Las áreas protegidas más concurridas son el Parque Nacional Los Haitises, Parque del Este, Salto del Limón, Saltos de Damaguaja, Isla Catalina, Santuario Marinos Banco de Plata y la Navidad, Estero Hondo,  Parque Jaragua y Cueva de Los Tres Ojos.

Además, Valle Nuevo, Reserva Antropológica Cuevas de Borbón o del Pomier, Saltos de Jima, La Gran Laguna o Perucho, Río Cumayasa, Cueva Las Maravillas y Saltos de Jimenoa.

Son los turistas los que más visitan las áreas protegidas estimándose que de cada cien visitas, 80 vienen de otros países. Medio Ambiente indica en el reporte que a pesar de que los visitantes criollos son menos, en estos últimos años se han incrementado considerablemente para disfrutar los encantos de nuestros recursos naturales.

Vista panorámica del Hoyo de Pelimpito en la Sierra de Bahoruco.