Santo Domingo, DN. – Cruz María Moya, Genaro Mercedes Peralta, Cristina Álvarez y Francisco David Morrobel son dominicanos con manos especiales que en lo adelante se sienten con nuevos bríos. Son artesanos de prendas, utensilios, obras para decoraciones que inmortalizan en sus trabajos nuestras tradiciones y dominicanidad.

Junto a muchos otros, mostraron su regocijo al concluir su participación en la XV Feria Nacional de Artesanía que cerró ayer en la capital.

Cruz María Mora

Cruz María Moya, expone y vende sandalias, sombreros decorados collares, aretes, franelas y bisutería en macramé, valoró que esta vez no tuvo pagar ni un centavo para participar en la Fenart.

Dijo que se ha creado un ambiente propicio para hacer contactos con otros artesanos y promover ventas futuras.    Confió en que durante el este sábado y el domingo se incrementen las ventas en sentido general.

Mientras que Genaro Mercedes Peralta, nacido en El Seibo, pero con más de 50 años residiendo en La Romana, también elogió la organización exhibida por la Fenart 2017 y espera que las ventas mejoren en los días que faltan.

En similares términos se expresó Cristina Álvarez, una colombiana residente que se dice aplatanada en el país, y quien es especialista en restauración de arte y antigüedades, pero elabora con esmero y entusiasmo espejos en cerámica y yeso, entre otros.

Francisco David Morrobel

El joven Francisco David Morrobel, de 21 años, narró que desde los ocho es un trabajador del ámbar que se obtiene en minas de Hato Mayor, labor que aprendió de su padre y sugirió a las autoridades del Ministerio de Cultura promover este tipo de feria en las escuelas y colegios, para que un mayor número de jóvenes se interesen por las riquezas de la artesanía dominicana.

No solo se expusieron y ofertaron al público la más diversa variedad de piezas, sino que durante cuatro días se impartieron talleres y conferencias sobre artesanía y se presentaron al público obras de teatro y espectáculos con los grupos artísticos del Ministerio de Cultura.

La XV Feria Nacional de Artesanía concluyó ayer con varios actos artísticos en la Fortaleza Ozama de la Zona Colonial