Bayahíbe, Provincia La Altagracia, RD.- Pudo haber sido nuestra Isla Isla Encantada, nuestra solitaria Galápagos, y de alguna manera, la Isla Saona es como nuestra Nueva Zelanda porque alejada a 19 kilómetros de tierra firme nos resguarda una fauna endémica y los paisajes casi propios de la erra precolombina.
A pesar de la huella de los que se aventuraron a fundar allí a Mano Juan, ese pequeño pobladito a donde hay que llevar hasta el agua, la Saona sigue siendo la gran aventura por descubrir de dominicanos y de turistas atraídos por aquel territorio de bosques y hermosas playas de aguas cristalinas y arenas blancas protegidas por el  Parque Nacional del Este, o Parque Nacional Cotubanamá.
Está cerca de los hoteles de Punta Cana, de los hoteles de Bávaro, próximo a los hoteles de la Romana y a los hoteles de Santo Domingo, su principal acceso es desde el muelle turístico de Bayahíbe o desde la Isla Catalina en La Romana.La isla cuenta con dos asentamientos humanos permanentes, los poblados de Mano JuanCatuano. Mano Juan es un pueblo de pescadores con casas de madera y Catuano es una playa, la cual tiene un destacamento de la marina de guerra y a donde a los turistas se le prepara un almuerzo en un alto durante la excursión.

Un poco de historia de la Isla Saona

No es un cementerio. Es una especie de monumento que le dice al que llega a la Isla Saona que aquí somos cristianos.

Adamanay fue el nombre dado a esta isla adyacente al Parque Nacional Cotubanamá por los indígenas taínos. Cristóbal Colón pisó el suelo de la isla por primera vez el 14 de septiembre de 1494 durante su segundo viaje, y la nombró Bella Savonesa en honor al savonés Miguel da Cuneo (Miguel da Cunio), quien advirtió que se trataba de una isla independiente de la entonces ya nombrada La Española.

En esta isla se encuentra la famosa Cueva de Cotubanamá, nombrada en memoria del cacique taíno a principios del siglo ХVI, quien huyendo de las matanzas de Nicolás de Ovando, decidió buscar refugio en la isla, siendo capturado y ejecutado por los españoles.

El 16 de septiembre de 1975 el Estado crea el Parque Nacional del ESte, Cotubanamá por el presidente Joaquín Balaguer. Fue mutilidado mendiante la Ley no. 202-04. En tiempos del dictador Leonidas Trujillo esta isla fue adjudicada a su familia, quienes explotaron los cocotales que existían desde una fecha indeterminada. Fue este presidente quién construyó en 1944 el poblado de “Mano Juan” para albergar a 14 familias que se asentaron, y desde entonces sobrevive como único centro habitado en el Parque Nacional Cotubanamá. Este poblado fue usado también como un coto de caza, punto de crianza extensiva de ganado y lugar para desterrar a los disidentes políticos del régimen del dictador.

Un lugar ideal para excursiones

 En el trayecto te acompañarán gaviotas y otras aves para darte la bienvenida a su paraíso
En el trayecto te acompañarán gaviotas y otras aves para darte la bienvenida a su paraíso

La excursión más popular para turistas y dominicanas parten  desde Bayahibe, recorren todo el Canal de Catuano hasta llegar a la Isla. A diario hay excursiones a este territorio protegido de la República Dominicana por los atractivos de la biodiversidad de la fauna y de la flora del Parque Nacional Cotubanamá donde habitan aves, tortugas, delfines, ballenas y manatíes, sino también por sus playas que han sido seleccionadas como unas de las mejores del Caribe. Sus aguas turquesas y vírgenes, y sus palmeras exuberantes hacen que sea una de las regiones más encantadoras de República Dominicana. Esta isla, también ofrece cómodas instalaciones para los visitantes como baños, duchas y mesas de picnic.

La Isla Saona atrae diariamente cerca de tres mil turistas. Vienen de hoteles de Bávaro, de hoteles de Punta Cana, de hoteles de la Romana, turistas que vienen hasta de hoteles de Puerto Plata o de hoteles de Santo Domingo. Los hay que vienen desde los hoteles de Samaná. Esta cosecha de turistas provenientes de distintos países, específicamente, de los que componen el continente Europeo y Americano aumenta a más de 3,000 en temporada alta. Solo en los 110 kilómetros cuadrados de la isla Saona operan 22 concesiones de inversión nacional y extranjera.

La piscina en el canal Catuano
Durante la excursión el Catamarán parará en la Piscina, un tramo del trayecto donde el mar es poco profundo, el agua cristalina y la arena muy fina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here