Salto de Jimenoa no. 1 en Jarabacoa
El río Jimenoa tiene dos saltos, este es el llamado Salto no. 1 ubicado a 10 minutos en la salida de la carretera hacia Constanza.

Jarabacoa, Rep. Dominicana.- Sin lugar a dudas, a la hora de pensar en unas vacaciones, armar esa excursión con un grupo de amigos o decidirnos por esa escapada en pareja que tanto hemos soñado, cae obligada a nuestra lista de destinos, la Ciudad de la Eterna Primavera, Jarabacoa.

Este paradisíaco lugar combina impresionantes riquezas naturales de bosques, ríos y montañas, una pequeña ciudad en medio de un valle in tramontano lleno de historias y mágicas leyendas, para ofrecer a sus visitantes mil opciones de aventuras o de descanso.

Pero, ¿Por dónde comenzar en una tierra tan prodigiosa catalogada también como la capital ecológica del país?

Ruta de los Saltos, Jarabacoa
Salto de Baiguate, Jarabacoa

Una de las mejores propuestas es La Ruta de los Saltos de Jarabacoa, una escapada hacia las montañas para conocer sorprendentes caídas de agua de los ríos Jimenoa y Baiguate y compartir con las comunidades y la gente que cuida de estos tesoros.

Al tomar la carretera Federico Basilis en la Autopista Duarte, entre La Vega y Santiago, comenzarás a trepar las lomas de Jarabacoa.  Verás el Santuario de La Virgen de La Altagracia. Aquí los muy devotos se detienen, frecen una plegaria, encienden un velón a la protectora del pueblo dominicano.

Ruta de los Saltos en Jarabacoa
Un vistazo a la planta hidroeléctrica del Jimenoa en Jarabacoa.

Desde aquí se disfrutan las impresionantes imágenes que dibuja el río Camú serpenteando entre las montañas en su ruta hacia el Valle del Cibao.

Entre pinales nuestro recorrido continúa y llegamos Buena Vista, distrito municipal antesala de Jarabacoa desde donde se observa majestuoso el macizo El Mogote.

Al salir de Buena Vista hay que estar atento pues se acerca un desvío en la ruta: El Cruce de Piedra Blanca. Aquí tomamos la vía hacia la izquierda en busca del primer gran atractivo de esta Ruta de los Saltos.

Una hidroeléctrica histórica

Lo primero es echar una mirada a la histórica hidroeléctrica de Jimenoa. Es la primera generadora de electricidad a base de la fuerza del agua que se construyó en el país en  1954.

Si hasta ahora hemos disfrutado de los paisajes de esta región montañosa, de su aire fresco, de su aroma a bosque, de su olor a limpio, a partir de aquí comienza la verdadera aventura.

Para llegar hasta el mismo Salto se ha construido un camino con puentes colgantes que hacen más divertida la travesía. Desde estos puentes que bordean las laderas, cruzan el Jimenoa el río y permiten esas intensas emociones que le hacen falta a nuestro cuerpo y a nuestra mente en medio de la naturaleza que Dios nos ha regalado.

40 pies de caída para la mayor emoción

Desde el último puente el ruido de una gran caída de agua de 40 pies nos levanta el ánimo. Estamos llegando. El agua flota en en el aire y nos golpea la cara mientras observamos anonadados esta maravilla: El Salto de Jimenoa.

Muchos llegan aquí y observan pasmados la majestuosidad de este capricho de la naturaleza. Fotos aquí, fotos allá, un respiro y descanso, un penetrarse en estos paisajes montañosos. Otros utilizan los accidentes del cauce del Jimenoa para realizar deportes extremos como este grupo de 17 jóvenes estudiantes de Estados Unidos y Canadá en pleno rapeling,  uno de los deportes más populares en esta zona.

Ruta de los Saltos en Jarabacoa
Puentes colgantes que te podrán a prueba a pesar de que no hay riesgos.

Quienes vienen en grupo y se interesan por una de estas aventuras extremas tienen los servicios de varias empresas especializadas con guías profesionales bien entrenados para estos territorios accidentados, como es el caso de Tony Peña, de Rancho Jarabacoa.

Jarabacoa tiene el clima y las montañas perfectas para la aventura

Para muchos, algo increíble. En el cielo el paraíso. En la tierra Jarabacoa escriben otros exaltados con estas tierras. Tratan de encontrar una explicación a tanta variedad y a tanta belleza en esta región montañosa.  Solo hay que disfrutar de la bondad silenciosa de la frescura de su clima bajo la seguridad del bosque húmedo montano bajo de pinos criollos y árboles de hojas anchas que condensan el vapor de agua, protegen el suelo contra la erosión y son el refugio de las aves silvestres y la base de su alimentación.

En Jarabacoa, la temperatura promedio al año es de 22 grados centígrados. Este clima y su tierra fértil respaldan su título de la ciudad de la eterna primavera y el lugar ideal en el caribe para el turismo de aventuras.

En esta Ruta de los Saltos te podrás a prueba porque las montañas, los senderos, los puentes se combinarán para que te permitas el riesgo de la aventura.

Ruta de los Saltos en Jarabacoa
Entre cañadas y arroyos llegarás al río y descubrirás sorprendentes saltos de agua.